Noticias Destacadas

Lunas y Serpientes- La primera menstruación

Pueblo Tapiete *

Cuando una adolescente menstruaba por primera vez se la encerraba en la pieza. No la dejaban comer carnes ni comidas calientes, porque se decía que tenía que cuidarse los dientes. Tomaba poco agua para poder aguantar la sed. Después de cinco días la niña se sana. Hacen llamar a una anciana, le lava el cabello y la baña. Le cortan el cabello y luego la sacan a caminar por un día entero, para recolectar algarroba y frutas silvestres en yicas grandes.

Luego de terminar de recolectar las frutas por un día entero regresa a su casa con la anciana ( guapa, rápida en caminar). Recién puede descansar, tomar agua y comer bien. Después viene el festejo o ceremonia.

La gente formaba un círculo y la niña estaba sentada en el medio. Le hacían tatuajes en la frente o en la mejilla. Lo hacían cantando.

Una vez que terminaban los tatuajes le daban de comer el fruto de sacha- sandía y la niña caía desmayada por el veneno de esa fruta.

Luego venía el brujo que tenía el secreto del ?gua-gua su? que es la sacha- sandía y comienza a cantar y danzar con la gente. Después de varias horas de canto y danza la niña se despierta, termina la ceremonia y comienza el festejo.. Toman chicha, comen, danzan el Yo- ho-ho y bailan el pin-pin.

Cuando le venía por primera vez la menstruación a una mujer se quedaba en la casa una semana, a esto se le llamaba ?nindia?. Se le cortaba el pelo corto, no tenía que salir a caminar, tenía que estar adentro. Sólo podía comer mazamorra, no debía comer cosas calientes.

Pero sí podía comer mandioca y batata hervida. Para los dolores se tomaba una planta que se llamaba wirapituyu. Esa planta se deshace y se mezcla con el agua. La mujer no puede pedir bañarse hasta que termina su menstruación y ya está lista para salir.

Después se bañaba bien y comía lo que no había podido comer antes. La madre la preparaba para que sea una mujer guapa, que lave, cocine. La madre reservaba quien iba a ser el marido y buscaba al hombre más guapo.

Antes, cuando un matrimonio tenía desacuerdos se podía separar, pero después no se volvía a juntar con otra persona. Los padres de la chica elegían con quien iba a casarse y después se iban a vivir a la casa de la mujer. Se celebraba el matrimonio con una fiesta.

Relatos tomados de Margarita Cabeza y Teresa Quispe

Cuando tenía la primera menstruación mi mamá me cuidaba. No dejaba que me bañe ni me lave la cara con agua fría, porque decía que mi hija quedaría ciega. Estaba haciendo reposo durante cuatro días. Durante los dos primeros días no me levantaba para nada y me peinaba mi mamá. Después de cumplir el reposo mi mamá me cortaba el pelo y me hacía poner un pañuelo en la cabeza y tenía que lavar, barrer, cocinar, hacer todo lo que mande para que sea guapa y una buena mujer y no tenga malas costumbres.

La comida era preparada con poca sal y sin grasa. No se comía carne, sólo zapallo, papa, etc. Las mujeres usaban tipoy.

Ahora la mujer no avisa cuando está con la menstruación, así que yo no he podido enseñar a mis hijas esas costumbres y cuidados que yo recibí de mi madre.

Relato tomado de Margarita Cabeza y Teresa Quispe

* El anuncio de los Pájaros- Voces de la resistencia indígena- Memoria Étnica- Lunas y serpientes, La primera menstruación 1º edición Abril 2005.

Ministerio de Desarrollo Social de la Nación

Instituto Nacional de Asuntos Indígenas

Componente de Atención a la Población Indígena

Coordinación del taller de Memoria Etnica- Leda Kantor y Olga Silvera ARETEDE

IMAGEN: enlaviadoc.blogspot.com