Publicidad denigrante

SEMLAC

Con el afán de vender a toda costa, circulan con gran profusión por Bolivia letreros, afiches, vallas, volantes y anuncios televisivos, con rostros y cuerpos de mujeres utilizadas como objetos sexuales, hasta al punto de denigrar la figura femenina.

El aviso publicitario más reciente causó molestia e indignación entre organizaciones femeninas del departamento boliviano de Cochabamba. Se trata de una imagen femenina, con la ropa interior en las rodillas, que sostiene una pizza entre el vientre y su órgano sexual, acompañada del lema: “Antes de que me enfríe. Cómeme”. Grupos de mujeres se manifestaron y, de forma simbólica, clausuraron la pizzería donde se gestó esta idea publicitaria, a la que calificaron de denigrante y en contra de las mujeres. María Álvarez, responsable del programa Ciudadanía y Desarrollo del Instituto de Formación Femenina Integral, comentó al periódico Opinión de Cochabamba que se están violando los derechos elementales de las mujeres con este tipo de publicidad que las reduce a objetos. Además, agregó que “estas campañas publicitarias se constituyen en violencia de género y en contra de los derechos humanos”.Sin embargo, esta publicidad no es la única, porque se ha vuelto cotidiano observar senos o glúteos femeninos en medio de bebidas alcohólicas, comida u otros productos, como parte de estrategias de venta. La Constitución política del Estado boliviano ratifica que no debe existir ningún tipo de discriminación contra el género femenino. Además, la Convención Internacional sobre la Eliminación de toda forma de discriminación contra la mujer, respaldada por Bolivia, pide evitar, sancionar y erradicar toda forma de violencia femenina