Para lograr un abordaje no sexista en los medios de comunicación

Proponen trabajar con l@s jefes/as de redacción

Durante el encuentro convocado por la Red Par (Periodistas de Argentina en Red por una comunicación no sexista) y el INADI Salta se llegó a la conclusión de que además de integrar e interesar a los comunicadores/as sociales y periodistas de los diferentes medios sobre estos temas y la forma de abordar este tipo de información, es necesario que estos debates se den entre quienes toman decisiones dentro de las empresas periodísticas, especialmente en los medios gráficos, como l@s jefes/as de redacción y l@s editores/as, ausentes en este tipo de convocatorias.

La mesa de diálogo abierta entre algun@s integrantes de PAR, periodistas de diversos medios provinciales y la representante del INADI en Salta, Verónica Spaventa, planteó además la enorme dificultad que existe para que otr@s colegas comprendan la importancia en la utilización del lenguaje, especialmente cuando una situación que implica una clara violación a los derechos humanos de las mujeres, se utiliza para revictimizar a las mismas, indagar sobre su vida privada, y justificar con excusas cualquier tipo de agresión psicológica, económica, física y sexual.

L@s periodistas pudieron expresar en este desayuno, las largas discusiones surgidas especialmente en las redacciones de los diarios locales cuando se abordan estos temas, planteando asimismo como iniciativa que pueda realizarse un seguimiento del trabajo noticioso, emulando al observatorio de medios a nivel nacional que funciona a través del INADI para conocer cómo y a quiénes discriminan las empresas periodísticas en Salta.

FOTO_DESAYUNO_PAR_1

La necesidad de plantear el nacimiento de un observatorio local obedece a que a pesar de que much@s colegas comprenden perfectamente la situación de revictimización que ejecutan a través de notas y comentarios en distintos soportes sobre quienes sufren violencia machista o son discriminad@s por su orientación sexual, color de piel, etc. , éstas prácticas lejos de revertirse muchas veces se siguen profundizando.

Otro de los puntos que se abordó fue la dificultad en la integración para que más hombres se sumen explícitamente a favor de una comunicación no sexista, no sólo en la provincia sino en todo el país y los problemas inherentes a la actuación de los distintos poderes al momento de atender a las víctimas de violencia de género, la falta de comunicación entre éstos y la inexistente sistematización de datos estadísticos que permitan referenciar correctamente la cantidad de feminicidios que ocurren anualmente en nuestro país, teniendo presente que la violencia sexista se encubre detrás de datos no diferenciados bajo el rótulo “denuncias por violencia familiar”.

IMAGEN: www.nccextremadura.net