Noticias Destacadas

Entre Ríos

Proponen cambiar el Código Procesal para agilizar resolución de conflictos familiares

A través de un proyecto de ley impulsado por la diputada provincial Rosario Romero (FPV), se propone un nuevo Código Procesal en la provincia que agilice la resolución de los conflictos de índole familiar.rosario romero

Según comentó la legisladora “mucho del proceso de familia sigue haciéndose sobre la base de papeles”, cuando “debería haber el mayor contacto humano posible”. Adelantó que se trabajará ampliamente con distintas organizaciones de la sociedad civil para recibir aportes.

Durante los últimos meses de 2015, la diputada Rosario Romero junto a un importante número de asesores elevó a distintos funcionarios del Poder Judicial y al Instituto de Derecho de Familia del Colegio de Abogados, un anteproyecto de Código Procesal de Familia para la provincia de Entre Ríos. En este sentido, dijo a esta Agencia que se realizaron jornadas en distintas localidades para analizar las propuestas y se han mantenido reuniones con la Asociación de Funcionarios y Magistrados a fin de hacerles llegar la iniciativa.

Se trata de un nuevo código procesal de familia que regule los conflictos en la provincia, que durante 2016, se propone pueda ser debatido y analizado por distintos actores a fin de llegar a un proyecto de ley con un alto grado de consenso.

“Hay procesos, formas de implementar la Justicia en los casos concretos, que se han modernizado y mucho en los últimos años. Puedo poner un ejemplo, en el código procesal penal y en el código procesal civil en el que se han incorporado modificaciones que han mejorado la administración de Justicia. Pero creo que hay temas pendientes de mejorar la administración de Justicia, uno de ellos es el procedimiento de familia”, señaló la diputada.

“Existen convenciones que reconocen derechos del niño, convenciones internacionales, tratados, que reconocen todos los derechos que involucran a las familias, sea tradicional como la unión convivencial, hay avances en el código civil, pero las formas instrumentales que establecen los códigos procesales todavía están muy aferradas al papel, a un sistema de burocracias que no sirve en la solución de los conflictos de familia”, explicó.

“Yo entiendo que la legislatura tiene que proponer formas superadoras y que estas formas superadoras pasan por la despapelización y por la oralidad en los procedimientos de familia”, sostuvo Romero al tiempo que detalló que “las ventajas de la oralidad, además de la despapelización es sacarnos de la cabeza que todo se debe resolver a través de escritos judiciales, de notificaciones por escrito, porque lleva mucho tiempo y esfuerzo a las distintas familias que plantean un problema judicial el sólo hecho de juntar los papeles para promover un proceso”.

“Entonces ya venimos trabajando y en los próximos meses del año que viene estaremos abocados a mejorar ese procedimiento de familia para buscar que los juzgados de familia que tienen hoy papeles desde el piso hasta el techo, mejoren la forma de sustanciar y de resolver los conflictos”, detalló la diputada.

“Me refiero concretamente a que si una familia tiene un conflicto, una sola vez deba acercar a los juzgados de familia las partidas de nacimiento o de matrimonio que acreditan los vínculos, se forma un legajo por familia que puedan compartir los distintos estrados judiciales. Porque hoy cada vez que se solicita un trámite hay que presentar los papeles y eso lleva a que se repitan por ciento la cantidad de papeles, a que las notificaciones en los procesos de familia puedan hacerse vía electrónica o vía telefónica, como se hacen en el proceso penal”, indicó.

En este sentido sostuvo que la notificación puede ser telefónica, como se hace en el proceso penal. “Se le habla a la parte y se le notifica que se ha dictado una resolución, en vez de que el oficial de justicia vaya, que se cosa un expediente y que todo esos tiempos que insume en el recurso humano y judicial, lo insuma una audiencia en la que un juez tome conocimiento de las posiciones de las partes, la posición del equipo técnico interdisciplinario y pueda el juez luego de una audiencia, sin papeles, en la que se labre un acta, eventualmente que se grabe o se filme como se hace en los procesos judiciales penales, dar una pronta resolución”, especificó a Apf.

“Tengo la convicción por el trabajo que he tenido en Defensoría, que un conflicto de familia resuelto a tiempo evita a esos papás y a esos niños, innumerables cantidad de problemas futuros, y, un conflicto de familia resuelto tardíamente, genera más conflictos y los multiplica. Entonces, tenemos que poner el acento en ese aspecto del poder judicial y sobre todo del procedimiento para poner a la mano de la ciudadanía una forma de resolución mucho más rápida”, amplió Romero en cuanto a los objetivos del proyecto.

Juicios por tenencia

Consultada por los tiempos, en promedio que llevan por ejemplo, los juicios por tenencia, la diputada, que es abogada y ha trabajado en casos de familia, explicó: “Hay juicios que llevan años, depende mucho de las partes, de la cantidad de incidentes, pero hay veces que se discute la tenencia de un niño durante tres años”.

“Un régimen de visitas, se discute a veces durante dos años y hay que después hacer un proceso de restablecimiento del vínculo del papá que no ha visto al niño o de la mamá. Se multiplican los conflictos y en realidad lo que dirime el conflicto de familia es lo más sensible que es lo humano”, afirmó.

“En un conflicto civil y comercial a lo mejor dirime el criterio económico, pero en un conflicto de familia se dirime la forma de los vínculos, que llegan al Poder Judicial porque no han podido ser resueltos en el seno de la familia”, agregó Romero.

“La mayor ayuda que podamos hacer es poner el acento en todos los métodos alternativos de solución de conflictos, establecer formas más fuertes de mediación y cuando no hay otra forma de evitarlo, que el conflicto judicial se resuelva en audiencias y en un proceso oral mucho más breve y haciendo uso de toda la tecnología disponible para poder evitar el papeleo”, amplió.

“Mucho del proceso de familia sigue haciéndose sobre la base de papeles. Debería haber un pequeñísimo legajo y el mayor contacto humano posible. Y el equipo interdisciplinario debería evaluar, quizás antes de la audiencia, o en la propia audiencia, y resolver el juez a los pocos minutos de haberse hecho la audiencia”, finalizó.

 

Imagen : Análisis Digital