Metán,Salta

Pronunciamiento por la causa de abuso sexual que involucra al concejal Raúl Ledesma

Ante la denuncia por abuso sexual del concejal por la ciudad de Metán, Raúl Ledesma de parte de una menor y la negativa de la Fiscalía interviniente,a hacer lugar al pedido de detención, la Comisión de Derechos Humanos Metán,publicó una Carta Abierta.Aquí el texto completo:

Imagen : El Tribuno

En la medida en que como sujetos sociales hagamos cumplir nuestros derechos civiles, culturales, incluso los más comunes y primordiales como el derecho a una alimentación adecuada, un salario digno, a la salud o incluso a vestirse o no pasar frio o calor, seremos hombres y mujeres que no solo nos deberemos a nuestras obligaciones, sino, que ejerceremos nuestro derecho a vivir dignos y libres.

Hoy en día todos nos vemos apesadumbrados por los diferentes problemas que día a día tenemos que sortear en una maraña casi ininteligible de cosas y caos que nos someten a darle batalla desde donde nos toque transitar. Y así andamos… pensando que tu problema no es mío ni el mío es tuyo, que tu hambre no es como el mío, ni mi frio es igual al tuyo, también lo podemos poner en los pesares de las pasiones si se quiere. El caso es que actuamos como si solo se tratase de una contienda personal, sin que nadie acompañara a jalar la cuerda, ni unos ni otros, como si cada quien está aislado en un cubículo, siendo que la misma cuerda que está atada al cuello de uno, está atada al cuello de todos.

Como comunidad estamos siendo testigos de unos de los hechos más aberrantes y deshonrosos que podamos vivir. Donde no solamente somos avasallados por el poder económico como todos los días lo siente nuestro bolsillo, sino también por el poder político e institucional, y este último desde todos los flancos. La situación decadente en la que siempre estuvo nuestro sistema democrático burgués, hoy hace un ascenso multiplicador de su deterioro. La menor abusada presuntamente por un edil de esta comunidad es una demostración no solo de la desfachatez y del desprecio de clase, sino también de la impunidad con la que cuenta la plana política aquí como en otros lugares del país. La desidia ejercida desde uno de los poderes que supuestamente esta para hacer justicia o al menos, para hacernos sentir que están para proteger a los más débiles de los tormentos de los más fuertes decanta en la pereza jurídica de lo innombrable (preventivas que no se dictaminaron, inspecciones que no se hicieron en tiempo y forma, locales que se alquilaron y no se fajaron a pesar de la denuncia, etc…). Podríamos pensar que el amiguismo es más fuerte y que las roscas y los arreglos con que frecuentemente rondan esos podridos espacios de poder son la causa de esta situación, hasta incluso desenfadados y abstraídos enunciaríamos que son  parte de este juego de la democracia, pero!… es realmente solo eso?

Estamos pisando tiempos en que para el poder político es primordial tratar de mantenerse limpio y puro. Lejos de toda muesca o tacha, y para eso necesita sectores de poder que disimule su mugre y no solo eso, alguien que descalifique toda voz disidente y reivindique su estampa, incluso si se tiene que demonizar a la víctima, incluso. Todo esto es verdaderamente un plan macabro. Y nosotros preguntamos: el concejo deliberante, no va a tomar cartas en el asunto? O adoptaran la misma posición del oficialismo macrista de encubrimiento como con “Santiago Maldonado” y dirán: “hasta que la justicia dictamine la culpabilidad, no tomaremos medidas!!!”… será así?. Será que este concejal  seguirá en su función de poder con quizás la capacidad de entorpecer la investigación de la causa en su contra? Acaso lo sano no sería otra cosa que esclarecer la verdad? Y el republicanismo de las instituciones dónde quedó?

Imagen : La Verdad de Oaxaca

Está claro que hay mucho más en juego que el descubrir de un funcionario indecoroso, está claro que para aquellos que detentan el poder les pesa más poner en evidencia su sistema perverso de ultraje y dominación que la vida misma de las personas. Aun así, en el nombre de la hipocresía son los que levantan la bandera de todas las reivindicaciones sociales a la hora de recluir votos para su empresa. Buscan legitimarse por todos los mecanismos posibles: un medio periodístico que los enmascare, una justicia lenta en su accionar, un voto que le de legalidad.

Allá lejos en la memoria urbana quedo el: Ni una menos#!, unas plegarias nos hacen olvidar que la violencia de genero sigue siendo la protagonista diaria de nuestra sociedad patriarcal y oscurantista, como si orar por otro haya salvado a alguien más que la tranquilidad de la propia conciencia. A diario vemos como mueren nuestros hijos y sobre todo nuestras hijas victimas de femicidio, solo que en su mayoría aparecen como una muerte provocada por ellas mismas. Lo triste es que eso nunca lo sabremos y curiosamente estos casos toman una vertiginosa declinación hacia lo que “parece” obvio, sin más que la investigación de lo aparente… será otra página en la vida de este Metan.

A la hora de encajar como lego en algún cuadrito de esta sociedad, nos debemos al menos pronunciarnos ante la flagrante injusticia a esta menor de 14 años. Desde este espacio rechazamos todo acto que lesionen los derechos humanos de las personas, y más aún en estado de vulnerabilidad como el de una menor. Antes de decir que quede en manos de la justicia, y que ésta determine si hay culpabilidad o no. Preferimos decir que repudiamos el que no se hayan tomados las medidas necesarias para proteger a la o las víctima/s y para arbitrar los medios necesarios para hacer de este proceso de investigación un procedimiento transparente y justo.

Entendemos que la decisión política de los todopoderosos que nos gobiernan va a ser el de inclinar la balanza a su favor. Hoy como ayer el poder político en manos de la burguesía viola su propia institucionalidad, desconocen las leyes que ellos mismos hicieron y votaron, las quebrantan, rompiendo con el republicanismo que no se les cae de la boca. El caso de esta adolecente es el reflejo de esa transgresión, la que el día de mañana seguiremos o no legitimando en las urnas. La que como comunidad, hombres y mujeres de esta tierra decidamos decir basta!!!, hasta aquí llegaron!