Violencia de Género

Prohíben libro de Malala en las escuelas privadas de Pakistán

Las escuelas privadas paquistaníes no podrán comprar la biografía de Malala Yousafzai, la joven militante por el derecho de las niñas a la educación, debido a su “contenido hostil a Pakistán y al Islam”, anunció un responsable. Malala 1“Hemos prohibido el libro de Malala debido a su contenido, que va en contra de la ideología del país y de los valores islámicos”, declaró a la AFP Kashif Mirza, presidente de la Federación de Escuelas Privadas, que representa a miles de establecimientos del país. 

“No estamos en contra de Malala. Es nuestra hija, y ella misma está confundida sobre su libro. Su padre incluso pidió al editor que retirara los párrafos sobre Salman Rushdie y que escribiera ‘Que la paz sea con él’ tras el nombre del profeta” Mahoma, dijo Mirza.

Malala Yousafzai, que sobrevivió a un ataque de los talibanes en octubre de 2012 y hoy tiene 16 años, es la autora de “Yo soy Malala”, firmado con la periodista británica Christina Lamb. 

El libro cuenta la historia de Pakistán y cómo era la vida bajo el régimen del terror talibán, que controló entre 2007 y 2009 el valle del Swat, del que es originaria Malala, así como su combate por el derecho a la educación.

En algunas publicaciones musulmanas, la frase “Que la paz sea con él” aparece cada vez que se menciona el nombre de Mahoma, lo que no ocurre en la autobiografía de Malala en inglés.

La biografía hace referencia también a los “Versos Satánicos”, que le valieron a Salman Rushdie ser objeto de una fetua por blasfemia. En Pakistán, las acusaciones de blasfemia son una cuestión muy sensible, y pueden suponer la pena de muerte.

Malala no hace apología en su biografía de los “Versos satánicos”, sino que recuerda las conversaciones que tenía con su padre y con compañeros sobre esta obra: su padre afirma que este libro es una parodia de la vida del profeta, pero que en lugar de prohibirla, los musulmanes deberían publicar un libro para confrontar los argumentos de su autor.

Pero poco importan estos matices: “Ninguna escuela (privada) comprará ‘Yo soy Malala’ para sus bibliotecas o sus actividades pedagógicas”, declaró Mirza, asegurando que no recibió ninguna amenaza de los talibanes, que habían prometido atacar las librerías que vendieran la biografía. 

Las escuelas paquistaníes apoyaron a Malala cuando fue sufrió el ataque, pero las opiniones expresadas en su libro son simplemente “inaceptables”, mantuvo el presidente de la Federación de Escuelas Privadas del país, donde hay quien considera a la joven militante como un “agente de Occidente”.

Imagen :  blogs.tribune.com