Noticias Destacadas

Mar del Plata

Prisión preventiva y embargo millonario para grupo de neonazis

Seis de los detenidos seguirán presos. Otros dos continuarán en libertad. Para todos ellos el juez Inchausti impuso un embargo millonario.ALANOLEA

El juez federal Santiago Inchausti ordenó que los seis principales imputados en la causa que investiga ataques neonazis en la ciudad sigan detenidos al dictar en las últimas horas la prisión preventiva.
Se trata de Alan Olea, considerado el líder de la agrupación fascista Bandera Negra, Gonzalo Paniagua, Nicolás Caputo, Olexander Levchenko, Giuliano Spagnuolo y Franco Pozas.
Además, según surge de la resolución, a todos los procesados, incluidos otro mayor de edad y un menor que seguirán en libertad, se les trabó embargo por 1 millón de pesos para garantizar la pena civil y penal que les pueda corresponder.
El juez Inchausti también decidió dar intervención al INADI por si corresponde iniciar algún otro sumario en base al material fílmico y fotográfico que obra en la causa.
La investigación encabezada por los fiscales Laura Mazzaferrri y Nicolás Czizik se inició tras una denuncia de la Fundación La Alameda, que en octubre del año pasado tomó el caso de dos jóvenes brutalmente agredidos en la plaza España. A partir de ese episodio, que fue uno entre varios en los que pandillas reivindicadoras del fascismo y el nazismo perpetraron ataques contra sectores minoritarios, se fueron sumando pruebas que permitieron establecer –prima facie- el accionar de estos grupos.
Mientras se profundizaba la pesquisa se produjo el ataque al boliche Nevermind cuyo propietario es Javier Moreno, quien a su vez es titular de AMADI. Esta entidad se dedica a la defensa y a la garantía en los derechos de las minorías en la ciudad. La causa entonces cobró fuerza y de inmediato se desencadenaron las detenciones.
El primero en ser detenido fue Alan Olea, a quien le siguieron Caputo y Paniagua. Los tres eran compañeros en la banda de rock anti comunista y nazi Six Million More, pero además integraban Bandera Negra.
Luego cayeron Levckenko y Spagnulo, dos de los más violentos que no eran parte de Bandera Negra. De todos modos, se los pudo ver junto a los otros procesados en, por ejemplo, la “resistencia y defensa” de la Catedral durante los incidentes del Encuentro de Mujeres también en el mes de octubre.
Más tarde un mayor y un menor fueron detenidos pero recuperaron su libertad debido a que su participación en los hechos fue lateral. Se los tiene como adherentes a estos grupos pero por el momento no habría prueba de su participación en hechos violentos.
Finalmente, días atrás fue atrapado en Ushuaia, Franco Pozas, un individuo que destaca del resto por su aparición años atrás en varias manifestaciones nacionalistas y fascistas. Incluso hay videos en donde se lo ve haciendo una parodia del saludo nazi, además de llevar tatuada en su pecho la Reichsadler, águila imperial usada como ícono de propaganda nazi.

 

Imagen : La Capital