Corrientes

Prisión preventiva para dos integrantes de una red de trata que involucra a ex fiscal

Dos mujeres encargadas de un prostíbulo y quer formaban parte de una red de trata en la que está implicado un ex fiscal de la ciudad de Paso de los Libres, fueron procesadas por la justicia federal en Corrientestrata-blancas6

La justicia Federal en Corrientes procesó y dictó prisión preventiva a dos mujeres individualizadas como responsables de un prostíbulo y un hotel donde eran explotadas sexualmente mujeres en situación de vulnerabilidad, y que formaban parte de una red en la que está implicado un ex fiscal de la ciudad de Paso de los Libres.

Sobre la base de una investigación realizada por los fiscales Marcelo Colombo de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex) y Carlos Schaefer, la jueza federal subrogante de Paso de los Libres, Cristina Pozzer Penzo, resolvió en las últimas horas procesar con prisión preventiva a Norma Rosalía Lanatta y a Lidia Avalos.

Lanatta se desempeñaba como encargada del prostíbulo “La Baliza” de la ciudad fronteriza con Brasil Paso de los Libres, distante 360 kilómetros de la capital correntina. Avalos cumplía el rol de encargada de un complejo de siete habitaciones linderas al prostíbulo, donde eran explotadas sexualmente las víctimas. La magistrada dispuso también trabar embargo por 100.000 pesos a ambas.

Están consideradas “autoras materialmente responsables de los delitos de trata con fines de explotación sexual agravado por haber sido cometido mediante un abuso de la situación de vulnerabilidad de las víctimas, por tratarse de más de tres los sujetos pasivos, por el número de sujetos activos y por haberse consumado las explotaciones”, según consta en la resolución a la que tuvo acceso Telam.

Asimismo se les incrimina “la explotación económica del ejercicio de la prostitución ajena y regenteo de casas de tolerancia”, también en carácter de autoras materiales.

Se les atribuye el hecho de formar parte, junto a otras personas, de una organización criminal destinada a la captación, traslado y acogimiento de un número indeterminado de mujeres con fines de explotación sexual.

En los considerandos de la medida la jueza señaló que serían al menos 15 las víctimas, en su mayoría dominicanas y argentinas, mayores de edad, de bajos recursos, con “situaciones biográficas complejas”.

Sobre las víctimas, la jueza aseguró que “el consentimiento prestado en estas condiciones de necesidad y vulnerabilidad carece de cualquier valor”.

Si bien en esta resolución fueron procesadas dos personas de un solo prostíbulo, el caso encierra un número mayor de locales y responsables, cuyos roles en la red de trata fueron identificados por los fiscales y la jueza.

Se trata de los locales Roxi o Puro Movimiento, y el motel Momentos, los que al igual que la whiskería La Baliza, fueron allanados en tres oportunidades y eran escenario de los delitos cometidos “al menos desde el 12 de febrero de 2011 hasta el 10 de enero de 2016” en los casos de Roxi y Balizas, “y hasta el 27 de marzo de 2016 el hotel Momentos”, según indica la medida judicial.

Pese a las clausuras impuestas desde enero pasado, se determinó que al menos hasta el 15 de mayo continuaron en funcionamiento dichos locales y explotando sexualmente a las víctimas.

Es que para la jueza y los fiscales se trata de una estructura con una actuación “coordinada para cometer delitos graves, en los cuales había tareas preasignadas entre los integrantes como la captación de mujeres para explotación sexual, su posterior control, la protección ante procesos penales, la representación de distintos integrantes en actuaciones judiciales o prevención de consecuencias jurídicas, entre otros”.

Y en ese orden se ubica el ex fiscal federal de Paso de los Libres, Benito Antonio Pont, quien es investigado en el marco de la desarticulación de la organización y por la cual renunció al cargo en mayo pasado.

 

Imagen : revistabasta.com.mx