Noticias Destacadas

Mar del Plata

Prisión domiciliaria para uno de los detenidos por el femicidio de Lucía Pérez

La medida fue dispuesta por el juez de Garantías, Gabriel Bombini. Tanto la familia como la fiscal de la causa van a apelar la medida.

Imagen : Big Bang! News

La justicia de Mar del Plata le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria a uno de los tres detenidos por el femicidio de Lucía Pérez, ocurrido en octubre del año pasado en la ciudad de Mar del Plata, y tanto la familia como la fiscal del caso van a apelar la medida.

El juez de Garantías Gabriel Bombini le otorgó el pasado viernes el arresto domiciliario a Alejandro Maciel, quien está acusado por el delito de “encubrimiento agravado”.

Tras la nueva resolución, la familia de la joven de 16 años que apareció asesinada en octubre de 2016, se movilizó este lunes a los tribunales marplatenses para manifestarse en contra de la decisión del magistrado.

El abogado de la familia de la joven, Gustavo Marceilliac, adelantó que durante esta semana interpondrá un recurso de apelación porque considera que “no están dadas las condiciones para que Maciel consiga ese beneficio”.

Ante la prensa local, el letrado se mostró sorprendido por la medida del juez de Garantías, ya que sostuvo que “está pendiente un cambio de calificación que podría modificar radicalmente la situación de Maciel”.

La medida fue dispuesta por el juez de Garantías, Gabriel Bombini. Tanto la familia como la fiscal de la causa van a apelar la medida. Seguirán presos los acusados del crimen de Lucía Pérez La justicia de Mar del Plata le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria a uno de los tres detenidos por el femicidio de Lucía Pérez, ocurrido en octubre del año pasado en la ciudad de Mar del Plata, y tanto la familia como la fiscal del caso van a apelar la medida.

El juez de Garantías Gabriel Bombini le otorgó el pasado viernes el arresto domiciliario a Alejandro Maciel, quien está acusado por el delito de “encubrimiento agravado”. Tras la nueva resolución, la familia de la joven de 16 años que apareció asesinada en octubre de 2016, se movilizó este lunes a los tribunales marplatenses para manifestarse en contra de la decisión del magistrado. El abogado de la familia de la joven, Gustavo Marceilliac, adelantó que durante esta semana interpondrá un recurso de apelación porque considera que “no están dadas las condiciones para que Maciel consiga ese beneficio”.

Ante la prensa local, el letrado se mostró sorprendido por la medida del juez de Garantías, ya que sostuvo que “está pendiente un cambio de calificación que podría modificar radicalmente la situación de Maciel”.

Maciel está imputado por el delito de “encubrimiento agravado”, pero la querella pidió que se cambie la calificación a “homicidio calificado”.

El pasado viernes el juez Bombini firmó la resolución en la que tomó en consideración que el acusado lleva 10 meses preso y ordenó que sea internado en una comunidad terapéutica y se le coloque una tobillera electrónica. Para la fiscal María Isabel Sánchez que llevó adelante la investigación, el imputado ayudó a los otros dos acusados, Juan Pablo Offidani y Matías Farías, a lavar el cuerpo de la víctima y trasladarlo hacia la unidad sanitaria de Playa Serena, donde intentaron disfrazar el crimen como una sobredosis.

Sobre la decisión del magistrado, Marceilliac consideró que “el tratamiento lo puede recibir en la cárcel y eso no justifica la urgencia de la medida”. Tras la investigación, la fiscal entendió que la joven había sido obligada a consumir drogas para disminuir su voluntad, y torturada hasta morir. El próximo 29 de agosto se hará la junta médica por peritos de la Suprema Corte que determinarán cómo murió la adolescente. Sánchez solicitó la junta médica, porque de esos resultados depende si se modifica o no la figura penal que se le imputará a Farías y a Offidani. Farías está acusado del abuso sexual seguido de muerte en concurso con femicidio, mientras que Offidani de ser partícipe necesario en primer grado.

El pasado viernes el juez Bombini firmó la resolución en la que tomó en consideración que el acusado lleva 10 meses preso y ordenó que sea internado en una comunidad terapéutica y se le coloque una tobillera electrónica.

Para la fiscal María Isabel Sánchez que llevó adelante la investigación, el imputado ayudó a los otros dos acusados, Juan Pablo Offidani y Matías Farías, a lavar el cuerpo de la víctima y trasladarlo hacia la unidad sanitaria de Playa Serena, donde intentaron disfrazar el crimen como una sobredosis.

Sobre la decisión del magistrado, Marceilliac consideró que “el tratamiento lo puede recibir en la cárcel y eso no justifica la urgencia de la medida”.

Tras la investigación, la fiscal entendió que la joven había sido obligada a consumir drogas para disminuir su voluntad, que fue violada y empalada, y que murió por reflejo vaso vagal, es decir por el dolor sufrido.

El próximo 29 de agosto se hará la junta médica por peritos de la Suprema Corte que determinarán cómo murió la adolescente.

Sánchez solicitó la junta médica, porque de esos resultados depende si se modifica o no la figura penal que se le imputará a Farías y a Offidani. Farías está acusado del abuso sexual seguido de muerte en concurso con femicidio, mientras que Offidani de ser partícipe necesario en primer grado.