Noticias Destacadas

Buenos Aires

Presentaron en la Cámara de Diputados una guía sobre lenguaje inclusivo parlamentario

La guía propone “la utilización de un lenguaje no sexista para construir, representar, describir y expresar la diversidad de género, la pluralidad de voces y la igualdad de oportunidades en la gestión parlamentaria”, explicó el secretario Parlamentario, Lucas Chedrese.lenguaje diputados

El material forma parte del Programa de Modernización del Congreso y fue presentado por la diputada del FpV Mayra Mendoza; el secretario Parlamentario, Lucas Chedrese; la secretaria de Género de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), Estela Díaz; la directora del Instituto de Capacitación Parlamentaria, Claudia Bernazza; y la periodista de la TV Pública Liliana Hendel.

La Guía para el Uso de un Lenguaje no Sexista e Igualitario propone “la utilización de un lenguaje no sexista para construir, representar, describir y expresar la diversidad de género, la pluralidad de voces y la igualdad de oportunidades en la gestión parlamentaria”, explicó Chedrese.

Esta iniciativa es para ser incorporada en la gestión parlamentaria, comunicaciones internas, reglamentaciones, proyectos legislativos, dictámenes, resoluciones, convenios, publicaciones y las comunicaciones internas y externas producidas por la Cámara Baja.

“Lo que planteamos en esta guía es que el lenguaje no es neutral, sino que refleja, cristaliza y promueve una situación desigual a través de un uso sexista donde antepone al hombre y al uso masculino como el universal, en detrimento justamente de un uso más igualitario donde las mujeres tengan el mismo trato”, agregó el secretario Parlamentario.

Lo básico es que las Cámaras legislativas son de “Diputados” y “Senadores”: sus colegas mujeres no son nombradas.

Otro de los puntos de la guía señala que los reglamentos de ambas Cámaras del Congreso, cuando hablan de licencias por maternidad, lo hacen en masculino: “Ningún diputado podrá faltar a las sesiones sin permiso de la Cámara. Se exceptuará de estas autorizaciones la solicitud de licencia por maternidad..”, sostiene el escrito.

Es un ejemplo más de la necesidad de adecuar el lenguaje a la realidad legislativa, que muestra que de los 35 bloques partidarios existentes en la Cámara, diez presidencias son ocupadas por mujeres, inclusive el Frente para la Victoria -como bloque mayoritario-, que está conducido por Juliana Di Tullio.

“Hay que poner en valor que somos parte de un espacio político que conduce una mujer, que somos parte de un bloque que conduce una mujer”, resaltó la diputada Mendoza.

“Se que lo que hoy estamos comenzando con la presentación de esta guía de lenguaje no sexista e igualitario se va militar y se va replicar en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, se va replicar en el Senado también y en muchas de las cámaras de nuestras provincias”, aseguró, y agregó que “hay que poner en valor que somos parte de un espacio político que conduce una mujer, que somos parte de un bloque que conduce una mujer.”

El documento resalta además que entre 1989 y 2007 fueron introducidas por legisladoras el 79 por ciento de los proyectos sobre cuotas de género y el 69 por ciento de las propuestas en materia de violencia de género.

El lenguaje “participa en la distribución de poder en una sociedad”, afirma el documento dado a conocer hoy, y destaca que “por más que la tradición académica diga que es correcto y normativo usar el masculino para referirse tanto al género masculino como al femenino, las transformaciones sociales indican lo contrario”.

Quienes impulsan esta nueva herramienta inclusiva saben que el uso del lenguaje “implica también un cambio cultural que nos convoca a construir otro sistema de valores, otra forma de entender, de pensar y de representar al mundo”, analiza la flamante guía parlamentaria.

 

Imagen : Télam