Buenos Aires

Preocupante: cerca de 3.700 alumnxs porteñxs probaron éxtasis alguna vez

Es el número de estudiantes secundarios de Buenos Aires que consumieron éxtasis por primera vez en 2015, y casi el 4 por ciento de los alumnos porteños de nivel medio lo han probado alguna vez, informó la Sedronar, que además observó que hay una “falta de conciencia de riesgo” asociada a esta droga sintética.drogas 12

A nivel nacional, mientras tanto, “el 2,3 por ciento de los estudiantes secundarios ha consumido alguna vez éxtasis”, según el informe de la Secretaría de Prevención de la Drogadicción y lucha contra el Narcotráfico, que añade que lo ocurrido en la fiesta de Costa Salguero “se condice con la falta de conciencia de riesgo asociada al consumo de dicha droga”.

A través de un comunicado, el organismo explicó que las drogas sintéticasson principalmente aquellas derivadas de las anfetaminas, entre las que se encuentra el éxtasis, “que produce una sensación de extremo bienestar, ilusión de empatía y pérdida de alertas de necesidades básicas insatisfechas como sed, sueño y cansancio”.

Estas sustancias comenzaron a verse en Argentina a mediados de la década del 90 “ligadas a prácticas de consumo en clubes nocturnos y fiestas de música electrónica”.

Según una encuesta realizada en una fiesta electrónica masiva que tuvo lugar en Buenos Aires en 2014, el 71 por ciento de los entrevistados indicó que había consumido sustancias psicoactivas o pensaba consumirlas durante el evento, consignó el informe.

“Las sustancias consumidas o por consumir eran Alcohol (61%), Bebidas energizantes (43%), Marihuana (37%), Éxtasis (26%) y en menor medida, LSD/Alucinógenos y otras drogas (cocaína, Anfetaminas y Ketamina). El 53% de los entrevistados las había consumido, o pensaba consumirlas, en forma combinada”, detalló el informe.

De los que habían consumido o pensaban consumir, el 77 por ciento dijo tener estrategias de autocuidado, entre las que figuraban tener autocontrol y conocer los propios límites, mantenerse hidratado y espaciar entre un consumo y otro; el resto no pudo precisar las estrategias que utilizaban para evitar descompensaciones.

SEDRONAR: DROGAS DE SÍNTESIS

En base a los lamentables hechos de público conocimiento, ocurridos en la fiesta electrónica Time Warp, con casos de intoxicación aguda seguida de muerte o de severo compromiso orgánico por consumo de drogas de diseño, desde la Secretaría de Programación para la Prevención y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR) creemos necesario aportar información que permita contextualizar este fenómeno.

Se conoce bajo el nombre de “drogas de síntesis”, principalmente, a los derivados de las anfetaminas, entre las que se encuentra el mencionado éxtasis. En nuestro país comenzaron a verse estas sustancias a mediados de los noventa ligadas a prácticas de consumo en clubes nocturnos y fiestas de música electrónica. En aproximadamente una década, el uso de esta droga se expandió en los públicos jóvenes de todos los estratos sociales, con especial presencia en las grandes urbes (ciudad de Buenos Aires, Rosario, Córdoba, entre otras).

A pesar de que el fenómeno con este nivel de expansión cuenta en nuestro país con aproximadamente 15 años de existencia, fueron prácticamente nulas las acciones de prevención específica, que conllevara la disminución de los riesgos para adolescentes y jóvenes consumidores.

Los actuales acontecimientos se condicen con la falta de conciencia de riesgo asociada al consumo de dicha droga relevada en investigaciones antecedentes. El éxtasis produce una sensación de extremo bienestar, ilusión de empatía y pérdida de alertas de necesidades básicas insatisfechas como sed, sueño y cansancio.

De acuerdo a los datos del Estudio Nacional sobre Consumo de Sustancias Psicoactivas en Estudiantes de Enseñanza Media realizado por la SEDRONAR en 2014, el 2,3% de los estudiantes secundarios de todo el país, han consumido alguna vez éxtasis.

Los datos del Estudio sobre Consumo de Sustancias Psicoactivas en las escuelas medias del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, realizado en 2015 en escuelas públicas y privadas, presentan datos similares, pero con una prevalencia que casi duplica la de consumo de Éxtasis del promedio de los estudiantes de Nación, alcanzando casi el 4% del estudiantado de nivel medio de las escuelas de la CABA.

En la Ciudad el consumo de los estudiantes varones alcanza el 6%, duplicando al de las mujeres y el consumo de los estudiantes de 17 años o más septuplica la de los alumnos de 14 años o menos. La prevalencia de consumo (porcentaje de personas que consumen en un determinado período de tiempo) fue del 4% en el último año, lo que duplica el promedio verificado en los estudiantes de toda la nación. Lo mismo sucede al comparar ambos datos en relación a la prevalencia de mes.

Un dato distintivo entre los estudiantes de las escuelas medias de la CABA, es que mujeres y varones presentan la misma prevalencia de consumo actual de Éxtasis. Según las estimaciones de esta investigación, 3700 estudiantes secundarios consumieron éxtasis por primera vez durante el año 2015, son de ambos sexos y prevalentemente mayores de 15 años.

Por último, los datos sobre Consumo de sustancias Psicoactivas en una Fiesta Electrónica Masiva realizada en la CABA en 2014, indican que el 71% de los entrevistados (75% varones y 65% mujeres) indicó que había consumido sustancias psicoactivas o pensaba consumirlas durante el evento (la prevalencia aumentaba en aquellos que ya habían participado de eventos de música electrónica). Las sustancias consumidas o por consumir eran Alcohol (61%), Bebidas energizantes (43%), Marihuana (37%), Éxtasis (26%) y en menor medida, LSD/Alucinógenos y otras drogas (cocaína, Anfetaminas y Ketamina). El 53% de los entrevistados las había consumido, o pensaba consumirlas, en forma combinada.

Cabe destacar que, el 77% de aquellos que respondieron que habían consumido o pensaban consumir sustancias psicoactivas durante la fiesta, manifestó tener estrategias consideradas por ellos de autocuidado: 29% manifestó tener autocontrol y conocer los propios límites. 23% mantenerse hidratado, 16% espaciar entre un consumo y otro y el resto no pudo precisar las estrategias que utilizaban para evitar descompensaciones.

Como respuesta a lo descripto, la actual gestión de SEDRONAR, presentó al inicio de su gestión, el Plan Nacional de Prevención de Consumo de Sustancias, en el cual uno de sus ejes está relacionado con los contextos de nocturnidad.

Las acciones definidas están siendo consensuadas de manera articulada junto a otros organismos del Estado nacional, como el Ministerio de Salud y la Subsecretaría de Juventud, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social. De esta manera, además de trabajar la prevención en ámbitos escolares y laborales, se prevé desarrollar acciones específicas en fiestas electrónicas para generar conciencia y mitigación de riesgos.

Asimismo, se pretende acordar con el sector empresarial ciertos lineamientos y regulaciones que incluyan la creación de una mesa de trabajo intersectorial y la capacitación de los empleados de estos establecimientos (bartenders, bacheros y personal de seguridad, entre otros). También, está prevista la implementación de un Sistema de Alerta Temprana (SAT) para el registro continuo de nuevas sustancias y las nuevas modalidades de consumo, en el marco del Observatorio Argentino de Drogas (OAD).

Imagen : ventv.develop01.entravision.com