Porque las víctimas son culpables

“Estamos ante un hecho inaudito e inaceptable”, expresó Mabel Bianco, presidenta de FEIM, la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer, luego de conocerse que la fiscalía pidió que el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de Mercedes condene a Ailén y Marina Jara por homicidio simple en grado de tentativa. La pena solicitada es de 5 años y 6 meses de prisión, pese a que las hermanas, encarceladas preventivamente desde hace dos años, declararon que actuaron en legítima defensa propia y acusan a Antonio Leguizamón Avalos por acoso sexual. Sus abogados pidieron la absolución.

“Las hermanas Jara siguen siendo culpabilizadas por la justicia mientras el violador esta libre, a pesar de que sus declaraciones y las de los testigos no son claras. Pero los jueces y el fiscal le creen a él y no a las dos hermanas que actuaron en defensa propia”, dijo Bianco y señaló: “a quienes trabajamos en temas de violencia nos cuesta entender que la justicia siga actuando bajo el prejuicio de que las mujeres somos las responsables de las violaciones o abusos. Para esta justicia los hombres son víctimas inocentes, como si fueran animales que no pueden reprimirse ante una mujer bonita”.

“Después de todas las expresiones en la prensa, que se suscitan casi a diario, es como que los jueces y otros agentes de la justicia están en una burbuja, que nada les llega, pero sabemos que no es así”, reflexionó Bianco y recordó que “en el informe que más de cien ONG de mujeres y derechos humanos de América Latina y Caribe llevamos a ONU en marzo denunciamos que ‘la tolerancia e impunidad frente a la violencia contra las mujeres se debe a la corrupción y la nefasta asociación entre el poder político, los explotadores y las fuerzas de seguridad'”.

Las organizaciones de mujeres y defensoras del derecho de las mujeres a vivir sin violencia acompañamos a Ailén y Marina y esperamos que la sentencia, que se conocerá el 9 de abril, esté libre de prejuicios sexistas. Para que esto no vuelva a ocurrirle a otras mujeres y para que estas jóvenes sean liberadas.