Asociación Víctimas de Violaciones

Por día se registran 10 abusos en Capital y el Conurbano

Tras el dramático y violento hecho registrado en Caballito, María Elena Leuzzi, que brinda asistencia y asesoramiento a damnificadas de abusos sexuales con la Asociación Víctimas de Violaciones (Avivi), reveló que cada jornada en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano se registran unos 10 casos con niñas, adolescentes o mujeres adultas que padecen distintos delitos contra su integridad sexual, y solicitó que se refuercen con urgencia los sistemas callejeros de prevención.

Buenos Aires Télam 20/03/06 - La titular de la Asociación de Ayuda a Víctimas de Violación (AVIVI), María Elena Leuzzi, anticipó hoy que la Justicia de Menores de San Isidro le otorgó "la guarda provisoria" de denunció que fue violada reiteradamente por la pareja de su madre. Foto: José Casal/Télam/jcp

“La situación es dramática, tanto en Capital Federal como en el Conurbano. No tenemos respiro, lamentablemente, porque siempre estamos articulando con víctimas y sus familias, para que resulten atendidas como corresponde y puedan tener asesoramiento legal”, dijo la especialista.

En los archivos de Avivi cada día llegan desde la Capital Federal entre tres y cuatro casos, mientras que en el Conurbano esa cifra trepa a los seis o siete. “Se puede decir que nos llegan unos 10 casos. Algunas nos llaman sólo para sacarse dudas, que les brindemos consejos o asesoramiento legal. Lo que no hay es acompañamiento, que es muy importante, porque las víctimas quedan absolutamente afectadas tras los ataques. No se les puede soltar la mano”, dijo Leuzzi.

“Me parece que no está funcionando el sistema de prevención. Se colocan cámaras por todos lados, pero si no están monitoreadas, nadie observa cuándo se producen los ataques y no hay intervención temprana para impedirlos. ¿De qué sirve que me muestren quién violó? Y eso en el mejor de los casos, porque muchas veces ni siquiera hay registro fílmico, como pasó con Angeles Rawson en pleno Palermo”, sentenció la especialista. Para Leuzzi, “está claro que los agresores sexuales saben la debilidad del sistema, entonces hacen lo que quieren”.

 

Imagen : labocina