Noticias Destacadas

“Políticas sociales ciegas” en materia de equidad no ayudan a las mujeres

En México la “política social ciega” en materia de equidad y de igualdad tiene un efecto regresivo para las mujeres, pues las políticas públicas no están orientadas a disminuir la brecha de desigualdad entre la población masculina y femenina y la mayor prueba de ello es la asignación presupuestal.

Así lo señaló el coordinador de la Oficina de Investigación en Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México, Rodolfo de la Torre, quien junto con la directora de evaluación de Inmujeres, Mónica Orozco, dieron a conocer la publicación Las mujeres y el presupuesto público en México.

El documento señala que en el país prevale la desigualdad entre hombres y mujeres; hay marcadas diferencias en la asignación presupuestal en los municipios y entidades federativas por sexo y en el interior de cada grupo. Incluso plantea que la desigualdad se manifiesta en el hecho de que 20 por ciento de la población masculina con menor desarrollo recibe 30.7 por ciento del gasto asignado a este grupo; mientras 20 por ciento de la población femenina tiene 27 por ciento.

Señala como ejemplo que hay condiciones que hablan de la desigualdad como la mortalidad materna, la cual es una de las prioridades que tiene que combatir la agenda pública de salud en México, ya que aún es una de las principales causas de muerte de las mujeres en edad fértil.

En el acto, en el que también se dio a conocer la publicación Indicadores de desarrollo humano y mercado laboral de mujeres y hombres, cuya editora es Gabriela Cordourier Real, se dijo que es necesaria una política social con enfoque de género.

Tanto De la Torre como Orozco indicaron que es fundamental la asignación del gasto público para disminuir (o profundizar) las desigualdades de género y “presupuestos sensibles al género” y subrayaron la importancia de focalizar las políticas públicas para lograr un impacto real sobre la situación de las mujeres.

“La elaboración de los presupuestos públicos con perspectiva de género va más allá de la asignación de recursos a grupos específicos. Requiere una tarea de evaluación, análisis y focalización del gasto público, además del diseño de políticas públicas que incorporen el efecto diferenciado que tiene el gasto sobre mujeres, hombres, niñas y niños. Para ello se requiere la generación de indicadores desagregados por sexo”, señalan los documentos presentados.

En la conferencia se dio a conocer que el PNUD lleva trabajando 49 años en México con la finalidad de reducir la pobreza, fortalecer la gobernabilidad democrática y apoyar al desarrollo humano sustentable del país.

Las mujeres y el presupuesto público en México señala que un presupuesto que no considere estas discrepancias prolonga la desigualdad de género en la ampliación de las libertades. De ahí que las políticas públicas deban estar orientadas a disminuir y eliminar las brechas de desigualdad que existen entre mujeres y varones.