Bahía Blanca

Podría quedar libre un hombre que descuartizó a su novia y quemó sus restos

Se debe a que la condena no está firme y tuvo buena conducta en prisión.f5d4ba310a544be09acf5d69afd407d0_L

joven condenado a 17 años de prisión por haber descuartizado una adolescente, y luego quemado sus restos en la parrilla de una casa de la localidad bonaerense de Ingeniero White en el 2004, podría recuperar su libertad debido a que la condena no está firme y porque tuvo buena conducta en prisión, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Pablo Víctor Cuchán (25) a quien el Tribunal en lo Criminal 1 de Bahía Blanca,integrado por los jueces Mario Burgos, Hugo De Rosa y Miguel Adrover, condenó a 18 años de prisión en 2007 por el homicidio de su novia Luciana Moretti (15).

Pero en 2010, el Tribunal de Casación Penal bonaerense le redujo la pena a 17 años y en 2013 la Suprema Corte de Justicia provincial dispuso la nulidad parcial de la condena por considerar que se incurrió en una doble valoración de un agravante y ordenó que se dicte una nueva sentencia con otra pena.

Ante versiones de que se estaría por resolver la excarcelación de Cuchán a pedido de su defensa, el abogado Juan Vitalini dijo que a pedido de la familia de la víctima se presentó ante el Tribunal Criminal para averiguar si había algún trámite en tal sentido.

El letrado precisó que en el tribunal le “dijeron que había un par de escritos solicitando la concesión de determinados beneficios que habían sido rechazados y que están en instancia de apelación en la Cámara de Garantías”.

Por su parte, el abogado Maximiliano de Mira, defensor de Cuchán, confirmó su pedido de excarcelación y expresó que “se le corrió traslado de los informes carcelarios a la fiscalía, una vez vuelto eso tiene el Tribunal que resolver” ese beneficio.

“Estaba previsto la excarcelación que se solicitó a mediados de año por lo tanto recabaron informes, el Tribunal decidió denegar esa excarcelación, se apeló hasta que la Cámara resolvió acogiendo el recurso y diciendo que está en condiciones temporales de obtener el beneficio, por eso fue el retraso”, agregó.

De Mira comentó que su defendido estuvo alojado en varias unidades penales como en la unidad 4 de Bahía Blanca, otro en Olavarría, en Sierra Chica y también en la de Saavedra Pigüé, donde está detenido en la actualidad.

Al ser consultado sobre la conducta de Cuchán, De Mira señaló que “se considera la conducta a lo largo del tiempo que estuvo privado de libertad y todo el tiempo tuvo la misma conducta, ‘Ejemplar Diez’, que se computa por trimestre”.

Tiene treinta y siete trimestres en los cuales tiene la misma conducta sea el penal cuatro, la unidad diecinueve o en Sierra Chica“, agregó.

En tanto que Antonella Moretti, hermana de la víctima, expresó que “ya pasaron once años en los cuáles no hay sentencia firme” y tras manifestar su preocupación se preguntó: “Porqué tantos años y no hay una sentencia firme”.

“Estoy muy defraudada con la Justicia porque pensé y confié en la Cámara (Garantías), me siento dolida, es muy feo”, agregó.

“Yo sé bien quiénes son los Cuchan, pienso en la gente, en las criaturas porque esto es un barrio muy familiar”, expresó.

Es que la familia Moretti reside en Ingeniero White y a pocas cuadras también se encuentra la familia de Pablo Cuchán.

“Si pasa toda la familia por la puerta de mi casa y te miran con soberbia me imagino lo que puede hacer él y va a andar tranquilamente mostrándose como es él”, concluyó.

Según la causa judicial, Luciana Moretti fue descuartizada a cuchilladas el sábado 16 de octubre de 2004 y su cadáver desmembrado luego fue incinerado en la parrilla de la casa de Cuchán.

El crimen fue descubierto nueve días después durante un allanamiento a la vivienda del imputado, donde se hallaron las tres cuchillas presuntamente utilizadas durante el homicidio y las bolsas de leña con la cual se prendió el fuego para incinerar el cuerpo en la parrilla.

La investigación también determinó que tras ser quemados, los restos de la chica fueron arrojados en el patio de la casa de Cuchán, ubicada en Juan Valle al 3600, en una chatarrería y en un descampado.

 

Imagen : ARG Noticias