Noticias Destacadas

Amsafe quiere incluirlo entre las causas de ausentismo

Piden una licencia docente por “violencia de género”

El gremio sostiene que hoy, las maestras víctimas de estas situaciones se ven obligadas a tomar días por enfermedad o imprevisto. Esto colabora a “invisibilizar” el problema. Chubut es, por ahora, la única provincia en incorporar la figura.

Por primera vez en el país, una docente de Chubut accedió a principios de este mes a una licencia por “violencia de género”, tras ser hospitalizada por las heridas que sufrió en un ataque de su pareja. De esta manera, estrenó una reglamentación que por ahora existe únicamente en esa provincia pero que el gremio Amsafe busca que se aplique en la docencia santafesina.

Se trata de una nueva figura que el sindicato solicitó incluir en el régimen de licencias docentes de Santa Fe. Actualmente, debido a que es una circunstancia no prevista en la normativa vigente, las maestras víctimas de maltrato de sus parejas están obligadas a tomar licencia por otros motivos, como enfermedad, psiquiatría o imprevisto.

“Por ser un gremio mayoritariamente de mujeres, vemos a muchas compañeras víctimas de esta problemática que se ven obligadas a tomar licencia por enfermedad. Esto no sólo invisibiliza la violencia de género sino que también les acarrea problemas serios a la hora de judicializar su caso, ya que en la carpeta médica no figura el motivo real de su ausencia laboral”, explicó Sonia Alesso, secretaria general de Amsafe Provincial.

Hubo un caso emblemático en Chubut donde una mujer que debía huir del marido golpeador a otra provincia para refugiarse en la casa de sus padres, hacía uso de una licencia por psiquiatría porque no existía ninguna legislación que contemplara su situación. Eso fue utilizado por su marido para decir luego que la mujer no estaba en su sano juicio e intentar sacarle la tenencia de los hijos.

En lo que va del año, Amsafe recibió a 5 maestras víctimas de violencia de género de distintos puntos de la provincia en busca de asesoramiento legal u otro tipo de ayuda. “Estos solamente son los casos que llegaron al gremio, pero hay muchos que no se conocen”, dijo Alesso. Y aseguró que con esta reforma al régimen de licencias, “se permitirá visibilizar la problemática para trabajar más a fondo en la prevención y para que esa docente sea atendida como corresponde a nivel psicológico y legal”.

Disidencia

La inclusión de esta nueva figura de licencia forma parte de una campaña que viene realizando la Comisión de Género e Igualdad de Oportunidades de la Ctera para que sea abordada en las paritarias de las distintas provincias. En Santa Fe, el gremio de base de esa central de trabajadores lo incluyó en el temario del Comité Mixto de Salud y Seguridad en el Trabajo que se reunió la semana pasada, y del que participan dirigentes sindicales y funcionarios del Ministerio de Educación (ver aparte).

Sin embargo, para la cartera educativa, las licencias no entran dentro de las incumbencia del Comité Mixto. “Para nosotros no es un tema de salud, higiene y seguridad en el trabajo. Tenemos una diferencia en ese punto con Amsafe. Esto no significa que nos neguemos a abordar la cuestión, pero lo podemos hacer en el marco de la paritaria común y no dentro del comité”, aclaró Leonardo Panozzo, director provincial de Bienestar Docente.

Según agregó, hay una resolución firmada en junio por la ministra Claudia Balagué por la cual -mediante el artículo 60 de causa no prevista- las docentes en situación de violencia de género pueden tomar una licencia con goce de sueldo. De todas formas, el gremio quiere incluir la figura bajo el rótulo de “violencia de género” y no de imprevisto.

6 meses por maternidad

Por otra parte, tal como adelantara El Litoral en abril, Amsafe también expuso la necesidad de realizar modificaciones al régimen de licencia por maternidad docente, ampliando de 135 a 180 los días para la madre gestante. Hoy las maestras tienen 4 meses y medio de licencia al ser madres y la intención del sindicato es llevarla a 6 meses. Además pretende extender la licencia de la pareja de 5 a 15 días.

Amsafe planteó, asimismo, la necesidad de garantizar para las docentes reemplazantes embarazadas el acceso al beneficio de la licencia. Sobre todos esos temas que configuran el régimen de ausentismo, Panozzo insistió con que no deben ser abordados en el Comité Mixto sino a través de una comisión especial en el marco de la paritaria del sector.