Buenos Aires

Piden perpetua para femicida

La fiscalía y la querella pidieron que se condene a prisión perpetua a un hombre que es sometido a juicio por asesinar a su pareja y luego querer borrar las huellas quemando el cadáver en un descampado de la localidad de General Rodríguez.justiciapornoelia

La solicitud fue formulada en el marco de los alegatos del juicio que se le sigue al imputado Esteban Sánchez, de 33 años, ante el Tribunal Oral Criminal Nº 3 de Mercedes, que ya adelantó que dará a conocer su veredicto el próximo martes 25 de agosto.

Como señaló el Diario Popular, Sánchez está siendo juzgado por el femicidio de Noelia Solange Pleus, asesinada y luego quemada, en un hecho ocurrido en mayo de 2013.

La primera en exponer ante los jueces Alejandro Caride, Eduardo Costia y Patricio Luppi Barbella fue la fiscal María Inés Carlés, quien pidió para Sánchez la pena máxima al considerarlo autor de “homicidio calificado por el vínculo y por haber sido cometido por un hombre contra de una mujer mediando violencia de género”.

Luego fue el turno de la abogada Andrea Brench, que representa como particular damnificado a Héctor Pleus, hermano de la víctima, y coincidió en su pedido con la fiscalía y reclamó la misma pena.

“La familia tiene muchas esperanzas en que el tribunal dicte una sentencia justa y ajustada a derecho”, aseguró la letrada, quien considera que las pruebas reunidas en la instrucción de la causa y en el juicio son suficientes para condenar al ex policía.

Por su parte, la defensora oficial María Fernanda Monteros pidió la absolución de su cliente tras intentar refutar las pruebas recogidas en la investigación.

Al alegar, tanto la fiscalía como la querella recordaron que el cuerpo calcinado de Pleus, de 29 años fue hallado la mañana del 23 de mayo de 2013 en un descampado ubicado al costado de la Autopista del Oeste, a la altura de General Rodríguez.

Un vecino que juntaba pasto para sus conejos dio aviso al 911 y poco después se determinó que la familia de la joven había radicado una denuncia porque había desaparecido el día anterior de su casa de la localidad de Parque San Martín del partido de Merlo.

Allí, Noelia Pleus vivía con Sánchez y con su hijo de 6 años, producto de su relación con una pareja anterior.

Mientras se investigaba el suceso, Sánchez, que por entonces trabajaba en una remisería de Ramos Mejía, se entregó en una comisaría, al enterarse que era el principal sospechoso.
Cuando se allanó la casa donde la pareja vivía, se pudo establecer que el imputado había sido efectivo de la Policía Federal, pero estaba suspendido por cuestiones aún no aclaradas y por eso, trabajaba como chofer.

En base a lo declarado por testigos, se pudo reconstruir que Pleus fue vista por última vez el 22 de mayo al mediodía, cuando se encontraba a bordo del auto Fiat Siena color champagne de Sánchez llorando y con la cara hinchada, aparentemente tras haber discutido con él.

Para los acusadores, poco después la pareja ingresó a la casa y una vez allí, entre las 14.00 y las 17.00, el hombre mató a su pareja a golpes y asfixiándola con una almohada, tal como surgió de la autopsia.

Más tarde, según la acusación, cargó el cadáver en el baúl de su vehículo envuelto en una sábana y lo llevó hasta General Rodríguez, donde lo arrojó a un descampado y lo prendió fuego con el fin de borrar huellas.

 

Imagen : www.noticiasmercedinas.com