Piden justicia para Sabrina Bertón

“El estado de la causa, está muy lejos de lo deseable. En el transcurso de estos 3 años como en otras ocasiones yo hice observaciones porque me da la sensación de que la Justicia ha tenido una mirada que fue vanalizando el crimen, de alguna manera, y al día de hoy tenemos un hecho en el que muere mi hija y no hay nadie detenid@, están tod@s libres, hay una sola acusada y l@s otr@s procesad@s han sido sobreseíd@s en el 2009 y esto merece todos los señalamientos que pueda hacer cualquier ciudadan@ cuando se comete un crimen, para que hayan responsabilidades y condenas por esos delitos y esos comportamientos”, manifestó Roxana Belbruno, la madre de Sabrina Bertón, la joven de 17 años que fue asesinada en la vía pública cuando se dirigía a ver un partido de fútbol, el viernes 14 de marzo de 2008, con un grupo de conocid@s, desde donde provino el disparo que acabó con su vida.

“Vemos el desempeño del juez que toma decisiones unilaterales propias de su parte porque se puede decir que en todo el expediente no hay acciones que puedan justificar que cambie la carátula de un homicidio culposo y que luego tome como decisión sobreseer a l@s acusad@s que para nosotr@s tienen responsabilidad porque ell@s crearon el ambiente propicio articulando un arma de fuego que aparentemente no fue solo una, y que le cuesta la vida a mi hija”, señaló.

Belbruno mencionó también, que el punto de mayor observación que tiene la querella, consiste en que en el primer año “se logra incautar tres armas que ameritaban la determinación de cual de ellas podría haber sido el arma homicida y eso motivó la incorporación de un pedido de pericias, gracias a un anónimo que nos hicieron llegar, confirmando que una de las armas ya la tenía la policía, por otro delito”.

La madre de la joven relató sobre el punto anterior que el primer informe estableció que la bala era “apta para cotejo”. Pero luego, se establece que la bala “no es apta”, por lo cual, no se podía determinar si alguna de ellas era el arma homicida, con lo que queda bloqueada la determinación de la misma, y la búsqueda de una cuarta, por lo que al día de la fecha se desconoce con que arma fue asesinada Sabrina, y se teje desde la familia especulaciones sobre “una conducta de ocultamiento de pruebas”.

Bertón refirió también que al día de hoy, sólo “Aldana Leyseca, está acusada de ser la autora material del disparo”, afirmando que dentro de la causa “figuran algunos testimonios que la incriminan seriamente, a pesar de que ella niega en sus declaraciones haber manipulado el arma, niega todo absolutamente, como uno de los recursos que tienen l@s acusad@s y al día de hoy el juez toma la determinación de que el hecho fue un accidente, sin que se haya demostrado que eso fue así, por lo tanto nosotr@s barajamos la hipótesis de que hubo intencionalidad”.

Otra cuestión que hace que familiares y amig@s de Bertón pongan en duda la actuación de la Justicia y la precariedad del trabajo de ésta, es la falta de disposición de medios o “medios tan pobres e ineficaces para la determinación de cosas tan contundentes como la presencia de pólvora en manos”, con métodos como el uso de la cinta de embalaje, que se degrada a las pocas horas, como ocurrió en este caso, en el que esa prueba fue tomada once horas y media después de ocurridos los hechos.

Bertón recordó además, que a tres años del asesinato de Sabrina, su lucha y su pedido de justicia va más allá de su hija hija, porque “esta clase de jóvenes todavía libres, dan un mensaje muy lamentable, de que se puede matar y no pasa nada, de que se puede encubrir y no pasa nada, que se pueden ocultar pruebas y esto no tiene la observación como cargos, es terrible y mi trabajo es poder exhortar a la Justicia a corregir todos estos errores”.