Rosario

Pasará más de 4 años en prisión por intentar tirar a su hija de un edificio

Ocurrió a mediados de 2014 en una torre de Italia al 900. La condena recayó sobre César Frate, que llegó al juicio en libertad bajo fianza.CESAR FRATE

César Frate, el hombre de 57 años que enfrentaba un juicio tras intentar arrojar a su hija de 4 años de la terraza de un edificio, fue condenado a la pena de 4 años y 8 meses. Fue hallado culpable de los delitos de abandono de persona agravado por el vínculo y amenazas coactivas. “Lo que queremos es que no intente hacerme daño nunca más lastimando a mis hijos”, dijo Aurora Arias, mamá de la nena y querellante en la causa. Sus representantes legales remarcaron que esperarán a conocer los fundamentos del fallo para ver si los magistrados consideraron el contexto de violencia de género del hecho y determinar si tomarán nuevas acciones. Frate, que había llegado al juicio en libertad bajo fianza, abandonó el edificio esposado y en calidad de detenido.

En una audiencia celebrada ayer, a las 13, el tribunal presidido por el juez Javier Beltramone e integrado por sus pares Carlos Leiva e Irma Bilotta, condenaron a Frate a 4 años y 8 meses de prisión efectiva. De los tres delitos por los que estaba imputado, fue condenado en dos: abandono de persona agravado por el vínculo —por poner en riesgo la vida y la salud de su hija—, y amenazas coactivas contra Aurora.

Sin embargo, los magistrados lo absolvieron por la desobediencia a una orden de restricción de acercamiento y cese de hostigamientos que pesaba en su contra. Si bien los fundamentos del fallo sólo serán dados a conocer el próximo 27 de junio, durante el debate la defensa de Frate, encabezada por Julián Sain, intentó probar que el acusado no había sido correctamente notificado de esa orden.

La sala 1 del sistema penal, en el primer piso de tribunales, estaba llena. Aurora estaba acompañada por su hijo adolescente y su actual pareja, que la apoyaron durante todo el proceso; además de sus compañeras de Ademur (Asociación de Mujeres Resilientes), que acompañan a víctimas de violencia de género en el tránsito judicial.

“Lo que queremos es que él no intente hacerme daño nunca más lastimando a mis hijos. Y de la única forma en que íbamos a estar seguros era con él preso”, sostuvo Aurora, movilizada tras oír el fallo.

Los abogados del Centro de Asistencia Judicial (CAJ) que representaron a Aurora en la querella —Valentín Hereñú y Juliana Tagliatti— se mostraron conformes con el fallo aunque cautos hasta que los fundamentos se den a conocer. “Es una condena efectiva y se fue detenido. Eso ya es muchísimo. Vamos a esperar los argumentos de la sentencia y a ver si en el fallo está incorporada la perspectiva de violencia de género”, remarcó Tagliatti.

El fiscal Pablo Pinto había solicitado que Frate fuera condenado a 6 años de prisión. La querella consideró que la pena debía elevarse a 7 años. En tanto, la defensa había pedido la absolución al considerar que sólo se había tratado de un hecho de negligencia.

El tribunal lo condenó a 4 años y 8 meses por los votos de Leiva y Bilotta, ya que el juez Beltramone entendió que la pena que debía aplicarse por esos delitos era de 3 años de cumplimiento efectivo.

Imagen : viarosario.com