Noticias Destacadas

Género en tiempos de Cambiemos

Para Macri, las trabajadoras estatales que se embarazan son menos productivas y cobrarán menos

Así surge del acuerdo paritario que firmaron el gremio UPCN y los ministros Triaca e Ibarra. Según el convenio, que ronda un magro 20%, ser madres debe ser castigado ya que tiene como novedad un plus por presentismo y productividad que excluye a los trabajadores que se tomen licencia por maternidad o cuidados por hijos enfermos.

Imagen : Política Argentina

A pesar de la insistencia de la administración Cambiemos en asegurar que la igualdad de género es una política de Estado impulsada desde el gobierno nacional, los hechos demuestran que para el presidente Mauricio Macri, ser madre es una situación que merece ser castigada con un fuerte descuento salarial.

Es que según el acuerdo paritario que el Ejecutivo firmó con el sindicato Unión Del Personal Civil De La Nación (UPCN) -que los ministros Jorge Triaca, de Trabajo, y Andrés Ibarra, de Modernización, festejaron con bombos y platillos-, los trabajadores percibirán un magro 20% de aumento a partir del 1 de junio y en tres cuotas, con la novedad de un plus por presentismo y productividad, pero que insólitamente excluye de ese derecho a las mujeres que se tomen licencia por maternidad o cuidados por hijos enfermos.

Es decir: dar la teta, ir a cualquier reunión escolar o del jardín de infantes, cuidar a los hijos o familiares enfermos, y tareas similares -que en la mayoría de los casos son realizadas por mujeres- significará perder total o parcialmente el beneficio de “presentismo y productividad”.

La cláusula del convenio paritario asegura que habrá “un adicional por presentismo y productividad, como ejes para el desarrollo de un servicio público de calidad”, y aclara que quedarán afuera de ese beneficio económico los trabajadores que se tomen licencia. Sin embargo, exceptúa del castigo a quienes realicen estudios secundarios y universitarios, pero no a las mujeres que se tomen licencia por maternidad o cuidados por hijos/as enfermos.

El premio por no faltar que Macri, Triaca e Ibarra pensaron y acordaron con UPCN es de $1300, pero es inalcanzable para las madres trabajadoras, ya que si están en período de lactancia o con niños a cargo es muy difícil conseguir ese objetivo. En el caso de no ir a trabajar pero con la falta justificada, cobrarán $910 menos, cosa que al mismo tiempo que es un castigo por tener hijos atenta contra el dinero necesario para sustentar los gastos de sostenter una familia. Aún peor, si las ausencias son tres se pierde el 100% del premio del “presentismo y la productividad”.

Según un artículo de Página 12, la medida afectaría a 76 mil empleados contratados y casi 20 mil trabajadores de planta, alcanzando la abultada cifra de 100 mil personas. Y fue firmada por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social a pesar de que también afecta el derecho básico de la protección a la maternidad y la igualdad salarial entre varones y mujeres.