Noticias Destacadas

Par repudia la agresión de la custodia presidencial a una trabajadora de prensa

La Red de Periodistas de Argentina por una comunicación no sexista (PAR), repudia la gravísima agresión protagonizada el pasado 29 de mayo por personal de la Custodia Presidencial contra la periodista de Canal 10 de Córdoba Valeria Gamboa, en ocasión de la visita de la titular del Ejecutivo nacional, Cristina Fernández, a la ciudad de Río Tercero.

Entendemos que la misión de estos guardaespaldas es proteger la integridad física de la Presidenta de la República. Pero resulta imposible conciliar esa tarea con el acto de golpear salvajemente a una trabajadora indefensa, provocándole graves traumatismos en el tórax cuyas consecuencias podrían inclusive haber sido peores, según el informe médico.

Quienes estamos en la calle cubriendo la agenda oficial, sabemos que días antes de una visita presidencial al interior se procede a una minuciosa verificación de la identidad de los/as periodistas acreditados/ as, así como a la provisión de credenciales visibles que son chequeadas por los máximos organismos de Seguridad. Sin embargo, todo este engorroso procedimiento parece ser en vano, ya que desde hace más de una década los guardaespaldas presidenciales han tomado como repudiable costumbre maltratar y golpear a los y las trabajadoras de prensa -especialmente en las provincias- que sólo procuran cumplir con su tarea.

Esta inexplicable agresividad es particularmente enconada para con las mujeres periodistas, que no sólo son maltratadas verbalmente, empujadas y manoseadas, sino inclusive -como el caso de Gamboa- golpeadas con los puños y los pies de forma artera e intolerable. La impunidad con que actúan estos custodios, siempre de civil y muchas veces sin identificació n visible, constituye un verdadero despropósito institucional.

En consonancia con uno de los principales objetivos de la Red Par, esto es, denunciar toda forma de violencia contra la mujer, exigimos a la presidenta de la República ?de cuyas órdenes dependen directamente los guardaespaldas- que con la misma sensibilidad con que nombró edecanas para que la acompañen en sus tareas, instruya a la custodia para que respete debidamente a las periodistas que cubren sus actividades, en su doble condición de mujeres y trabajadoras.

FOTO: www.radioserranias.com