Movimiento Popular La Dignidad

PANDEMIA: PIDEN AL ESTADO QUE CONTEMPLE A LAS PERSONAS EN SITUACIÓN DE CALLE

Luciano Pantoja, referente del Movimiento Popular La Dignidad, lamentó la falta de políticas públicas orientadas a las personas en situación de calle, uno de los sectores de la población más vulnerables en el marco de la pandemia.

El dirigente destacó el trabajo que vienen realizando de forma conjunta con Red Puentes Salta en la casa con la que la organización cuenta para abordar casos de consumo problemático. “Venimos trabajando hace más de un año con lo que es situación de calle, Red Puentes viene cumpliendo el tercer año trabajando en el consumo problemático”, explicó.

Sobre el panorama actual y las medidas adoptadas por parte de los gobiernos nacional y provincial en el marco de la pandemia, manifestó: “Nos vimos un poco sorprendido con la falta de políticas del gobierno, donde no ha involucrado en ninguna parte a las personas en situación de calle. No se abrió ningún organismo ni ninguna casa, nadie se va a ocupar de ellos en esta cuarentena”.

Y continuó: “Como venimos trabajando con ellos, nos duele bastante y decidimos abrir esta casa un poco a las apuradas. Por eso hoy salimos a pedir donaciones como para poder darles un colchón, una frazada a los pibes para que puedan dormir cómodos, también alimentos enlatados y ropa de cama”.

Indicó así que se encuentran funcionando en la misma casa de Red Puentes y agregó: “No es una casa muy amplia, pero la verdad que la necesidad está en el día y tenemos que funcionar solamente en esta casa y poder acomodarnos como podamos. Estamos trabajando con 11 personas que están en un aislamiento constante, las 24 horas. Se los mantiene ocupados, se les da la comida, la cena”.

“Nos duele mucho no poder llegar a contener a más personas porque solamente en el Parque San Martín trabajamos con 60 personas, en la casa de Red Puentes con unas 20. Tuvimos que hacer una entrevista con cada uno de ellos y explicarles un poco que vamos a trabajar con 11 personas que corresponden a la Red Puentes”, se lamentó Pantoja al tiempo que expresó: “Tuvimos que ser bastante selectivos con ese tema. Solamente contamos con una sola habitación donde están los varones, después tenemos un living comedor donde hay una mujer”.

Asimismo, aseguró que pese a comunicarse con las autoridades no recibieron respuestas a su situación. “Nos intentamos comunicar, con la Policía también para ver si podían ser un poco más comprensivos y abrir lo que se llama el Operativo Abrigo y esas cosas y nos dijeron que no estaban en agenda los pibes en situación de calle”.

Según precisó, de acuerdo a un relevamiento realizado a mediados de octubre de 2.019, solo en el macro y microcentro salteño hay unas 250 personas en situación de calle, de las cuales un 70% son varones, un 20% mujeres y un 10% son niñas y niños.

“Nosotros venimos peleando para que se generen políticas de Estado desde hace más de un año. Estamos luchando para tratar de abrir un refugio que pueda funcionar el año redondo en un espacio cómodo, con varias habitaciones, pero nos encontramos con el tema del presupuesto”, insistió el referente al denunciar que “en la municipalidad y a nivel provincial nunca se tuvieron en cuenta a las personas en situación de calle”.

“Estamos dispuestos a coordinar todo lo que sea para ayudar a las personas en situación de calle. No tenemos ningún tipo de problema. Desde la Red Puentes estamos trabajando en Santa Fe, Córdoba y aquí en Salta”, enfatizó Pantoja haciendo hincapié en la necesidad de visibilizar la situación a fin de que se establezcan políticas.

“Hace un año que estamos concurriendo a la casa y con el tema del coronavirus se complicó todo para nosotros, no tenemos donde estar y aquí la gente con muy buena predisposición nos brindan la contención necesaria”, expresó David, uno de los jóvenes asistidos.

“Nadie nos daba solución, nadie nos contemplaba. En las políticas de Estado estábamos marginados”, lamentó no sin destacar la importancia de cumplir con las medidas preventivas ante el avance de la pandemia pidiendo “que la sociedad tome conciencia del riesgo, esto es algo inminente que ya se dio en muchos países, sigue avanzando y se ve que va a seguir, que se tome conciencia”.

Las donaciones se reciben en Mitre 2203, barrio José Vicente Solá, una cuadra antes de la escuela redonda como referencia.