Noticias Destacadas

Córdoba

Otro episodio de discriminación en el boliche Cayó Makenssy

Una joven fue impedida de ingresar al lugar por estar en silla de ruedas. El dueño argumentó que el boliche “estaba lleno”.cayo_makenssy

Una joven de 18 años denunció haber sido discriminada en el boliche Cayó Makenssy, al no poder ingresar debido a su silla de ruedas.

Tal como se ha repetido en otras ocasiones en cuanto este sitio bailable ubicado en el centro de Nueva Córdoba, Rosario recibió la excusa de que “el boliche estaba muy lleno y la silla de ruedas ocupaba mucho espacio, estorbando el paso de la gente”.

Esto ocurrió la noche del 29 de agosto, cuando la joven llegó al boliche junto a su grupo de amigas. En esta ocasión “había una persona controlando la puerta, que no había estado todas las veces que fui”, explicó a Cba24n.

“Después de veinte minutos esperando esta persona –conocida como Lucas, el dueño del boliche– le dio a una de mis amigas ese argumento. Me tuve que ir”, contó Rosario.

Días después de este episodio, la joven utilizó Facebook para escribirle públicamente una carta a Lucas, expresando lo que significó para ella haber sido impedida de ingresar a un lugar público por estar en silla de ruedas.

“Mucha gente la compartió y se sintió tocada. Me gustaría que con esto se llegue a mucho más. Que se tome conciencia de una realidad que se vive siempre”, expresó la adolescente.

Rosario se refirió a la ineficiencia de muchos espacios de la ciudad que no cuentan con la infraestructura adecuada para circular en silla de ruedas.

“Hay quioscos, boliches, bares, edificios que no están adaptados, hay escalera en todos lados. No andan los ascensores, no hay rampas. Los colectivos con rampas pasan cada dos horas”, lamentó.

La Municipalidad de Córdoba se comunicó con la familia de Rosario, anticipando que se tomarán medidas con respecto a la situación de Cayó Makenssy, el cual por episodios similares ya fue denunciado ante el INADI.

 

La carta de Rosario que se difundió en las redes

“Hola Lucas soy Rosario, “la chica en silla de ruedas” que no dejaste pasar a tu boliche. La verdad no sé que crees que pasó esa noche y tampoco entiendo mucho tu postura sobre el tema. Yo por mi lado no planeo generar una disputa con esto ni mucho menos, porque si así lo quisiera te hubiera denunciado, hubiera ido a los medios o simplemente hubiera publicado en todos lados que “Cayo Makenssy no dejó pasar a una chica en silla de ruedas”. Y no lo hice.

Ni tampoco dejé que nadie lo hiciera (aunque muuuuuchisimas personas quisieron hacerlo). Lucia publicó eso por su propia bronca y ni siquiera puso mi nombre.

Yo a Cayo ya fuí muchas veces, nunca tuve ningún problema para pasar, todo lo contrario. Mis amigas van seguido y la paso re bien. No hay problema. NUNCA EN MI VIDA SUFRI DISCRIMINACION. Nunca NO me dejaron pasar a algún lugar. (Y no te hablo de los mismos boliches. Fui a muchísimos lugares).

Esa noche en ningún momento me habían dicho que yo no iba a entrar. Me dejaron esperando en la puerta diciéndome “ya va, ya va” ignorándome. Y mis amigas no fueron con la excusa “dejanos pasar tenemos una chica en silla de ruedas”. Mis amigas fueron a avisar que yo estaba ahí, para que puedan abrir la otra puerta, YA QUE LA ENTRADA PRINCIPAL NO ES ACCESIBLE PARA TODO EL MUNDO. Y no sé porqué decís que no me dejaste pasar “porque llegué tarde” cuando entró muchísima gente que llegó mucho despues de mí.

La verdad que no te tengo que dar explicaciones de nada. Por que tampoco sirven. Cuando yo escuché que vos le decías a una de mis amigas que yo no iba a pasar porque “la silla de ruedas estorbaba a la gente” “ocupaba mucho espacio” y “las personas se me caían encima”, no perdí ni dos segundos y me fuí. Yo no iba a rogar a nadie que me dejara entrar. Por que en serio yo nunca pensé que el problema de “una silla de ruedas” le podía molestar a alguien mas que a mí misma.

No importa si muchas “personas paralíticas” fueron a tu boliche, y tampoco me importa si tenés fotos de prueba. Yo no necesito que nadie haga caridad conmigo, y menos para entrar a un boliche. Que supuestamente vas a pasarla bien. No a dar lástima.

Paso a contarte que no me importa si la silla de ruedas ocupa espacio o no. La silla de ruedas soy yo. Por mas que quiera no me la puedo sacar. Y lo máximo que puede ocupar es el espacio de dos personas. Y creéme que dejaste entrar a mucho mas de dos personas una vez que me fui. Yo estaba en el hostel de en frente y veía como la gente entraba.

Tampoco me importa que la gente se me caiga encima. Siempre me llevan puesta o se tropiezan conmigo. Pero eso no es algo que VOS puedas manejar. Un par de veces me quedé toda la noche en el patio de Cayo a un costado charlando con alguien, porque había mucha gente y simplemente “no queria molestar”.

La verdad que no puedo creer esta situación. Me parece sucia y desagradable. Por mi parte a mí no me influyó en lo mas minimo, me pareció patetico y un problema tuyo, nada más. Pero la verdad que hay muchas personas que se podrían sentir MUY mal si les pasa esta situación, eso no esta para nada bueno.

Si como vos le dijiste a Lucia, si así está este pais. ¿Y es una bosta sabes? Es una bosta tener que limitarme a ir solo a boliches que no tengas escaleras, solo para poder moverme. Es una bosta tener estar siempre con alguien que te ayude porque no hay una puta rampa en ningun lado. Es una bosta tener que usar una silla de ruedas en un país donde ni a los colectivos te podes subir. ¿Pero sabes que es mas bosta? Que un tipo te diga que sos un estorbo y que simplemente no podes pasar, por usar algo que ni siquiera lo podes elegir.

Espero que puedas reemplantearte esta situación y darte cuenta que no todos los “discapacitados” funcionan con la lástima y la pena de los demas. Y no todos los “discapacitados” son solo discapacitados. Soy una persona, y el mínimo acto que podrias haber hecho es acercarte a mí (ya que no podía ni llegar a vos) y decirme “obvio que podes pasar, pero hace la fila” y no dejarme esperando como si no fuera absolutamente nada.”

Imagen : cba24n