Noticias Destacadas

Cyberacoso

Otra forma de violencia escolar

El cyberacoso o cyberbulling es considerado por los especialistas como una adaptación del bullying, acoso y agresión entre adolescentes y niños que están siendo escolarizados. Este fenómeno que utiliza Internet como soporte, se traduce en un comportamiento de agresión e intimidación psicológica que se ejecuta públicamente a través de la red y que puede estar precedido o derivar en actos de violencia física.

En el caso puntual de los establecimientos de educación técnica que fueron noticia el pasado 9 de julio, las cargadas, las humillaciones y la ridiculización pública se ejecutan también a través de fotologs, creados por alumnos de ambos establecimientos, que registran además de elementos gráficos, nombres de docentes y directivos que son citados en dichos espacios con iguales fines.

En uno de estos sitios gratuitos, adonde pueden exhibirse además de opiniones, fotos y videos, uno de los grupos cita al otro a la Plaza 9 de julio para el viernes 28 de noviembre, día de finalización del ciclo lectivo 2008.

fl

Como muestra de que esto pueda derivar en un nuevo enfrentamiento y las posibles consecuencias que ello pueda traer, baste recordar que el día de la independencia argentina, tras los actos escolares, alumnos pertenecientes a ambas instituciones, se encontraron en la plaza principal de la capital salteña. El hecho terminó con la intervención policial y las detenciones de estudiantes pertenecientes a la ex Técnica 2, quienes portaban elementos cortantes que fueron secuestrados, muchos de los cuales son utilizados para las prácticas de taller. Ante estos acontecimientos, las escuelas no pudieron aplicar sanciones, puesto que los sucesos ocurrieron puertas afuera de los establecimientos educativos. Una jueza de menores, padres, directivos, docentes y medios volvieron a mirar entonces el trasfondo de esta situación.

Sobre esto, la psicóloga Lucrecia Miller, al frente de la Fundación Papis, que trabaja con niños y adolescentes en riesgo social, manifiesta que existe una ?escalada de violencia que se produce desde hace tiempo atrás? y que cobra nuevos espacios, con indicadores de conductas violentas que se buscan visualizar, como ocurre en estos casos, donde además de los hechos de agresiones físicas se requiere la proyección dentro de los medios visuales. Miller, pone énfasis en la apatía existente en las relaciones sociales, adonde ?el niño necesita trasponer determinados límites de intensidad para que le devuelvan una reacción que le permita reacomodar u organizar eso que le esta pasando?.

La psicóloga refiere: ?Hoy vivimos en un estado de crisis permanente y los chicos no están fuera, porque la sociedad ha creado un contexto favorable para que los niños, adolescentes y jóvenes no encuentren una salida para resolver su malestar y la angustia que genera vivir en una sociedad tan compleja?. ?Esto es un paso previo al día de furia?, agrega, destacando los dichos de los directivos y docentes de los alumnos que protagonizaron los sucesos y que expresaron saber que esto se venía y que pese al diálogo no habían logrado nada. ?Tenemos la evidencia de una sociedad adonde damos lugar a que la policía nos venga a reprimir?, puntualiza, destacando que el conflicto y la crisis ganaron las instituciones y que quienes están al frente no tienen la capacidad para regular y controlar situaciones, por lo cual terminan requiriendo la intervención de otros agentes sociales, como la fuerzas policiales. ?Hay incapacidad generalizada de cada uno de los adultos que les toca actuar?, resalta.

Las palabras de la psicóloga parecen más que acertadas, cuando la problemática sigue y se profundiza aún más, sin importar las sugerencias de las autoridades escolares, una vez que las agresiones toman otro tono y el insulto se hace público, como sucede con el blogspot de losgrasas08, adonde un grupo de adolescentes se muestra agolpado mostrando victorioso como si fuera un trofeo de guerra de la primera batalla librada aquel mediodía del 9 de julio, un delantal verde, uniforme de los alumnos de la ex Técnica 3 o cuando en el mismo espacio de losrompe se exhibe como gráfico la imagen de un loro que profiere insultos a una rata, que representarían a los estudiantes de la Escuela de Educación Técnica 5139, Gral. Martín Miguel de Güemes y de la Escuela de Educación Técnica 5138, Dr. Alberto Einstein, respectivamente.

También pueden leerse gastadas de uno y otro lado que refieren al acontecimiento del 9 de julio, donde unos aducen que los otros fueron salvados por la presencia policial de lo que podría haber derivado en consecuencias nefastas. Se leen además contenidos con connotación sexual que son proferidos a modo de poner en duda la sexualidad de uno y otro lado y el mensaje recurrente de ?loro comida de la 2?, instalado en ambos espacios virtuales.

Ante la consulta, sobre el creciente conocimiento de hechos de violencia escolar y sus nuevas formas de expresión, Miller enfatiza la necesidad de atender a esta problemática, no sólo es épocas álgidas, sino en todo momento, ya que según su análisis, ?más que una crisis de autoridad hay una alteración del orden de registro de la realidad, de lo que es vivir en sociedad, incluso dentro de las instituciones que deben preservar el orden?. La psicóloga estima que los adultos han perdido la capacidad de evaluar la gravedad de la falta, por ello existen sanciones distintas, muchas con un grado de arbitrariedad extrema y que es esta distorsión la que impide que se ayude a los adolescentes a ordenar su comportamiento.

Teniendo en cuenta lo expuesto, la necesidad de acción, de apertura del diálogo y de puntos de acercamiento se hace inminente, antes de que directivos y docentes vuelvan a requerir la intervención policial, para frenar la segunda parte de lo que pudo evitarse tras los actos escolares del 9 de julio. La cita, existe, tiene fecha y lugar, por lo cual es indispensable la puesta en marcha de todos los actores implicados: padres, docentes y alumnos, para evitar que estas disputas que se dan a través del cyberbulling y que más tarde se traducen en agresiones físicas deriven en consecuencias nefastas.

FOTO: blogspotlosgrasa08