Noticias Destacadas

Detenida en Tucumán

Organizaciones nacionales y políticas exigen la libertad de Belén, la joven condenada a 8 años por haber sufrido un aborto.

Amplio rechazo de organizaciones sociales, feministas y políticas por el caso de la tucumana de 27 años que fue víctima de la justicia local.belen_big

Católicas por el Derecho a Decidir, Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, La Casa de las Mujeres Norma Nassif  y el Partido Obrero fueron algunas de las organizaciones que se pronunciaron contra la decisión de la justicia tucumana de condenar a 8 años de prisión a ‘Belén’, una joven de 27 años, por haber sufrido un aborto en el Hospital Avellaneda. Además, se lanzó una campaña nacional para exigir su inmediata libertad, denunciando un proceso judicial plagado de irregularidades, que pone en tela de juicio la razón de su condena.

Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que nuclea a más de 300 organizaciones en la Argentina, exigieron la nulidad del proceso y la inmediata excarcelación de “Belén”, a quien “violaron de modo absoluto su derecho a la salud, a estar libre de torturas y malos tratos, su derecho a la confidencialidad, a la no violencia y al debido proceso. La condenaron con una pena privativa de su libertad a 8 años de prisión el 19 de abril de 2016”.

La Casa de las Mujeres Norma Nassif adhirió al comunicado de la ‘Campaña’, en el que además se reclama “la excarcelación inmediata de “Belén” hasta tanto haya condena firme; que la Corte Suprema de Justicia de Tucumán revise en Casación la condena y deje sin efecto la sentencia que la condena ya que la investigación es producto de la violación del secreto médico; a la Ministra de Salud de la provincia que inicie el sumario administrativo para determinar la responsabilidad de las y los efectores de salud en este caso; y la Oficina de la Mujer y la Oficina de Derechos Humanos de la Corte Suprema capacite a sus funcionarios/as y magistrados/as de para que no haya más ‘presas por aborto’”.

Por su parte, desde “Católicas por el Derecho a Decidir Argentina (CDD) repudiamos enfáticamente el entramado macabro del Sector de la Salud y del Poder Judicial de Tucumán que tiene presa desde hace más de dos años a una mujer que tuvo un aborto en un Hospital Público”.

Para las CDD, “confidencialidad, trato digno y respetuoso, intimidad y acceso a la justicia son además de derechos, valores democráticos que se mancillan de forma obscenamente en este caso. Pero por sobre todo, nos muestra que como sociedad, estamos en deuda con una mujer que con 25 años está alojada en una cárcel, lejos de toda justicia”.

Para el Partido Obrero  “la acción de los profesionales que violentaron todos los derechos de Belén fue promovida por una orientación institucional, y es la dirección del Hospital de Clínicas Avellaneda la que debe estar en primer lugar en el banquillo de los acusados. Por opción u omisión, el tema ya ha tenido en el pasado muestras de que es necesario reglamentar y dar indicaciones claras desde las instituciones de defensa de los derechos y la atención de las mujeres. Los profesionales que colocan sus propios prejuicios por encima del derecho de las mujeres, deben ser investigados si actuaron por iniciativa propia o en consonancia con alguna secta clerical con apoyo estatal”.

Consideraron, también, que “en el caso de Belén se concentran distintas violencias y atropellos, desde la violación del secreto profesional, la violencia obstétrica, hasta la violencia judicial. Desde el Plenario de Trabajadoras exigimos su inmediata libertad, la nulidad de la sentencia y proponemos armar una campaña nacional, movilizándonos en todo el país por su liberación y por la defensa de los derechos de las mujeres”.

La campaña por la Libertad para Belén recibe adhesiones al correo libertadparabelen@gmail.com .

Imagen : agenciaparalalibertad.org