Noticias Destacadas

Álvaro Ulloa

Organizaciones de Mujeres de Salta repudian declaraciones del titular del INADI local

Multisectorial de Mujeres de Salta, Comisión de la Mujer UNSa, Mujeres Trans Argentina,Abogadas del Instituto con Perpspectiva de Género,CLADEM, Mesa de Género del Frente Grande, Fundación Volviendo a Casa :

Imagen : Salta Entre Líneas

Rechazamos y repudiamos enérgicamente los conceptos vertidos por el Delegado del INADI Salta, Álvaro Ulloa, en el artículo “Momentos para ser generosos”, publicado en el sitio web Qué Pasa Salta, el día 22/05/17, donde  manifiesta que está en contra de la Ley que amplía los días de licencia por maternidad y paternidad en el sector estatal.

Desde un punto de vista, excluyentemente economicista, deplora un derecho, una conquista de los trabajadores en general y de las mujeres en particular, reconocido  desde 1952 por la OIT en el Convenio sobre la Protección de la Maternidad.

Es inadmisible que el Delegado del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo Salta, se exprese de tal manera, en contra  de la ampliación de derechos para las mujeres, desde la titularidad de un organismo que fue creado, entre otras cosas, para tal fin.

Repudiamos que, desde la ignorancia, la mala fe o ambas, se ataque una ampliación de derechos como la licencia por maternidad y paternidad, cuando en países europeos de tradición socialdemócrata, la licencia por maternidad y paternidad es un derecho desde hace décadas y hoy se debate la extensión de la licencia por maternidad y paternidad de manera igualitaria,  incluyendo a parejas del colectivo LGBTIQ, a fin de lograr la Corresponsabilidad en las tareas de cuidado.

La estructura capitalista patriarcal- de la que participa Ulloa- expresa una organización social, económica y política generadora de desigualdades  de género. Y propone el ejercicio de derechos, en función de las ganancias empresariales .Afirma, sin sonrojarse, que los ciudadanos de la actividad privada son los que pagan “el circo”. Omitiendo que la mayor parte de su actividad, la ejerció como empleado estatal. Esperamos, por lo tanto, que Álvaro Ulloa, explique su rol en la actividad circense.

Expresamos que no nos sentimos representadas, por el INADI Salta, ni por quien lo dirige, en virtud de las pocas capacidades que ha demostrado hasta ahora, para conducir una institución, que en años anteriores, fue el espacio de contención por excelencia ,a los múltiples reclamos por discriminación y violencia de género. Repudiamos la posición paternalista y patriarcal al final de su desacertado artículo cuando expresa” “con todo mi amor por todas las mujeres que hoy se animan a ser madres” sobre todo, porque muchas niñas y mujeres son obligadas a maternidades no deseadas, producto de violaciones o no.

Ante la proximidad de una nueva marcha por #Ni Una Menos, no desistimos en la lucha para recuperar las políticas públicas de derechos para niñas y mujeres en todo el país y suscribimos las reflexiones de una anónima mujer mencionada al comienzo del artículo de Ulloa “, no es cuestión de sacarle derechos a algunxs para igualar, sino de sumarle derechos a todxs.” Esperamos que el titular del INADI Salta, lo entienda y se ponga a trabajar en consecuencia.

Salta, 26/05/17

Reproducimos artículo completo de Álvaro Ulloa

Momentos para ser generosos

Sobre la ley para licencias por maternidad y paternidad de los empleados públicos provinciales.

Uno debiera festejar, y no hacerlo te enmarca entre los llamados insensibles que no conocen las necesidades del pueblo, y como me dijo hoy una mujer, no es cuestión de sacarle derecho a algunos para igualar sino de sumarle derechos a todos.

Como concepto encantado y compartido, ahora déjenme ser insensible mientras tecleo y mirar ciertas noticias desde otro ángulo, que no es el más simpático pero que les aseguro impactará más sobre el futuro de nuestra provincia.

Toda esta introducción para contar que ayer fue noticia que se acababa de publicar que las licencias por maternidad y paternidad de los empleados públicos provinciales se habían incrementado de noventa a ciento cincuenta días en el caso de las madres y de diez a veinte días en el caso de los padres.

También tuve la oportunidad de ver a un notero entrevistando gente que opinaba sobre el tema con mucha mayor corrección política que yo, créanme que más allá de mi planteo reconozco las bondades de la ley y me encantaría haberme podido acoger a ella en los años en que me tocaba ser padre.

Los argumentos a favor y no son menores apuntan a estrechar el vínculo entre la madre y el bebé y a  tener tiempo para compartir. Dicho esto y aclarando que me parece una mirada importante del asunto pasó a escribir mi crítica.

La distancia entre los afortunados que consiguen trabajo en el Estado de la mano de sus contactos, militancia, talento o fortuna crece cada día más con respecto a los otros afortunados que consiguen trabajo en la actividad privada.

Me parece preocupante un mensaje social que diga hacete nombrar en el Estado, un mensaje que diga conseguís estabilidad en un país inestable, trabajás en blanco en una provincia con enormes porcentajes de trabajo en negro, trabajás seis horas cuando la actividad privada trabaja ocho, cobrás en fecha, tenés representación sindical, nadie te controla mucho y ahora le agrego tu licencia por maternidad será de cinco meses mientras que cualquier madre de un comercio volverá a trabajar en tres.

Entre las ordenanzas de la Municipalidad de Salta inclusive existe una de los años ochenta que ante la jubilación de un empleado municipal la prioridad para ingresar a trabajar en su puesto es de sus hijos, así nomas, estado hereditario sin concurso, mérito ni exigencia de idoneidad, y hubo mayoría de los concejales que la votaron, en contra de cualquier concepto de igualdad ante la ley.

El mensaje es claro, no arriesgues, no produzcas, no seas emprendedor, conseguite un trabajo en el Estado. Este planteo no se redondeará con una apelación a extender este derecho a la actividad privada, porque más allá de lo bondadoso o justo que parezca esa apelación tengo perfectamente en claro que cualquier comerciante, productor, industrial, o generador de empleo es un ciudadano que trabaja duro para llegar a fin de mes a  poder pagar los sueldos, cargas sociales, impuestos nacionales, provinciales y municipales, trabaja en feriados, muchas veces bastante más que ocho horas diarias, vuelve a su trabajo a los pocos días de tener hijos o casarse.

Esos ciudadanos que trabajan en la actividad privada también son argentinos, son cada vez menos y son los que pagan el circo

Por ese solo motivo y entendiendo qué hay momentos para ser generosos y momentos para que todos ajustemos es que hubiera votado en contra de esta ley, con todo mi amor por las mujeres que hoy se animan a ser madres.