La Plata

Ocho años de prisión para acusado de dejar ciega a su ex esposa

El Tribunal Oral Criminal V de La Plata dictó la sentencia para Carlos Goncharuk, quien en junio de 2011 le provocó “doble desprendimiento de retina” por lo fuertes golpes que le propinó a Susana Gómez, con quien en ese entonces vivía, en Lisandro Olmos.ciega por golpes
El Tribunal Oral Criminal número 5 de La Plata condenó a ocho años de prisión a un hombre que en el 2011 dejó ciega a golpes a su mujer. Se trata de Carlos Ariel Goncharuk, quien fue condenado a esa pena por el delito de “lesiones gravísimas” en perjuicio de Susana Gómez, que a raíz de los golpes que le propinó su marido sufrió el desprendimiento de ambas retinas y quedó ciega.

El hecho ocurrió en junio de 2011, cuando el hombre, con quien Gómez vivía en la localidad de Lisandro Olmos, habría comenzado a golpearla contra la pared de la cocina. Como consecuencia de este maltrato, la víctima sufrió, según certificaron los médicos, “doble desprendimiento de retina provocado por múltiple traumatismo craneal”. Tras la lectura de la condena, Gómez (29 años), emocionada, dijo que “lo que más me duele es que no le voy a ver más la cara a mis hijos, pero los voy a poder criar”, y pidió a las mujeres víctimas de maltrato “que hagan la denuncia”. “El daño no me lo va a sacar nadie”, expresó, y consideró que la resolución del juicio “es un giro para la sociedad”, mientras reclamó “que haya refugios (para mujeres golpeadas por parejas) y que el Estado las acompañe”.

Por su parte, Darío Witt, abogado de la víctima y titular de ONG platense Casa María Pueblo, donde se alojó Gómez tras la última agresión en 2011, sostuvo que fue “una sentencia ejemplar”, aunque señaló que “no se dio la pena que pedimos” de 10 años. Aseguró que el caso de su defendida “es un ejemplo para las causas en ese sentido y un incentivo para que las personas víctimas de violencia se animen a denunciar”, pero advirtió sobre la “desidia” de la Justicia que no atendió las denuncias previas. El juicio contra Goncharuk se inició el 2 de abril, aunque la primera audiencia se postergó para el lunes pasado luego de que el imputado, acusado de “lesiones gravísimas”, se negara a ser representado por una defensora oficial.

En la audiencia siguiente Susana Gómez contó al tribunal los episodios de violencia que vivió durante nueve años y recordó que durante ese tiempo “me decía ‘te voy a matar, te voy a dejar ciega’, y lo peor de todo es que lo hacía delante de mis hijos”. Además expresó que “pese a todas las denuncias (la Justicia) no hacía nada” y recordó que sus cuatro hijos, de entre 4 y 10 años, “veían constantemente su violencia, cómo me pegaba y me hacía mantener relaciones íntimas delante de ellos”.

Gómez conoció a Goncharuk en 2002 y estuvo con él hasta 2011, cuando recibió la golpiza que la dejó ciega. Luego huyó a la casa de sus padres, pero como estos también eran agredidos finalmente buscó refugio en la Casa María Pueblo. La ONG platense abrigó a la mujer e inicio los trámites de denuncias, los que terminaron con el esposo preso meses más tarde y condenado hoy a ocho años de cárcel

Imagen : El Día