Noticias Destacadas

FEIM en la Cumbre de ONU (20 al 22 de septiembre)

Objetivos de desarrollo del Milenio: Promesas incumplidas

La sociedad civil en alerta para exigir los compromisos acordados para erradicar la pobreza, lograr la igualdad de género, mejorar la salud materna y luchar contra el VIH/sida.

A cinco años de la fecha límite para cumplir con los Objetivos del Desarrollo del Milenio, se evaluarán en la sede de ONU en Nueva York los progresos y desafíos pendientes sobre estos compromisos que las naciones asumieron en el año 2000. Escudados en la crisis mundial, los países, incluida la Argentina, no han logrado avanzar en lo prometido.

La Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer – FEIM, representada por Mabel Bianco y Andrea Mariño, formará parte de la delegación de la sociedad civil que asistirá a esta Cumbre Mundial en la que máximos líderes y presidentes de los países analizarán el cumplimiento de las metas comprometidas para erradicar la pobreza, mejorar la salud materna, promover la igualdad de género, lograr la educación universal, reducir las muertes infantiles, combatir el VIH/sida, garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y fomentar la asociación mundial.

En junio pasado, FEIM asistió a la audiencia organizada por ONU para que la sociedad civil se refiera al estado del cumplimiento de los objetivos. En esa oportunidad, Mabel Bianco, presidenta de FEIM, señaló acciones necesarias y aun pendientes para que los gobiernos avancen en la promoción de la igualdad de género (ODM 3), mejorar la salud materna (ODM 5) y Combatir el VIIH/sida (ODM 6).

La semana próxima, presidentes y máximos líderes mundiales tendrán otra oportunidad para renovar los compromisos existentes y acordar medidas concretas para que estas promesas sean una realidad en 2015.

Objetivo 5: Mejorar la salud materna

Argentina está aún lejos de lograr el objetivo de mejorar la salud materna y cumplir el compromiso de reducir en 3/4 partes la cantidad de mujeres que mueren por causas vinculadas al embarazo, parto o puerperio y de bajar en 10 por ciento las desigualdades sobre estos valores entre las provincias. En los últimos diez años, el país no sólo no disminuyó la tasa de mortalidad materna sino que la aumentó y las proyecciones indican que, si no ocurren cambios, en el año 2015 será igual a la de 2010 (38,2 por cada 100 mil nacidos vivos), cuando debería ser de 13. Lo más grave es que estas muertes en su gran mayoría son evitables.

?Si se compara con otros países de la región, Chile y Uruguay tienen tasas muy inferiores a las de Argentina: 19,8 y 15 respectivamente. Esto indica cómo a través de políticas específicas y sostenidas es posible disminuir estas muertes innecesarias?, dijo Bianco y agregó: ?La muerte materna constituye un problema de salud pública y una violación a los derechos humanos?.

Las complicaciones por abortos inseguros son la principal causa de muerte materna en Argentina en los últimos 20 años, sobre todo entre las mujeres más pobres. Por eso, es imprescindible asegurar la educación sexual integral en las escuelas, garantizar el pleno funcionamiento de los programas de salud sexual y procreación responsable y atender los abortos permitidos por la ley. ?Esto no sólo es cumplir las leyes vigentes sino también asumir las políticas públicas establecidas en ellas. No hacerlo es infringir la ley?, concluyó Bianco.