Noticias Destacadas

Escuela Nuestra Señora de Fátima

“No fue abuso, fue un manoseo”: la polémica aclaración en un colegio de Ranelagh

Un nene de 10 años fue abusado por otros dos compañeros en un instituto educativo católico. El chico dijo que fue encerrado en el baño por dos alumnos de sexto grado, que lo obligaron a besarlos, le bajaron el pantalón y lo manosearon.

Imagen : MinutoUno

Un niño de 10 años fue abusado por otros dos de 12 en el baño de un colegio católico de la localidad bonaerense de Ranelagh, denunciaron padres de alumnos del establecimiento, pero desde el colegio aclararon que “no fue abuso, fue manoseo”.

El incidente se produjo en la escuela Nuestra Señora de Fátima de esa localidad del partido de Berazategui y habría ocurrido en el turno mañana el 20 de septiembre pasado.

De acuerdo con la denuncia difundida por el sitio local Periódico El Progreso, el chico que fue víctima del abuso fue encerrado en el baño por dos alumnos de sexto grado, que lo obligaron a besarlos, le bajaron el pantalón y lo manosearon. Los autores del abuso fueron pasados al turno tarde por las autoridades del colegio, mientras arreciaron las críticas de los padres al alegar falta de información en torno al caso.

“El colegio tapó todo. La medida que tomó fue pasar a los agresores al turno tarde”, contó una mujer llamada María, madre de una alumna del colegio, que a la vez señaló que todo trascendió porque la víctima le contó a sus padres lo sucedido, una vez que se dio cuenta que a los agresores los habían cambiado de turno.

A partir de ese momento, el caso llegó a la comisaría segunda de Berazategui, que tiene jurisdicción en la zona, cuyos efectivos se hicieron presente en el colegio y luego pasaron actuaciones a la Fiscalía 1 de Berazategui. .

“No fue abuso, fue manoseo” . Julio Balquinta, director de la Junta Regional de Educación Católica, intentó minimizar el incidente al marcar que no se trató de un “abuso”, sino de un “manoseo”.

“Hubo un manoseo, pero no se puede hablar de abuso. Lamentablemente las redes sociales han deformado el mensaje de lo que ocurrió”, expresó el directivo.

“Estamos trabajando en el tema, estamos resguardando la seguridad de los menores. Son todos menores involucrados. Estamos educándolos. Nuestra misión es protegerlos”, añadió.