Noticias Destacadas

Alto Comisionado

Niñas de 70 países siguen sufriendo ataques cuando van a la escuela

Se han registrado ataques con violencia sexual contra maestros y niñas en los centros educativos  o durante el viaje hacia o desde ellos en la república Democrática de El Congo, El Salvador, Haití,Indonesia, Iraq, Mali,Myanmar,Filipinas y Siria denuncia un informe de la ONU.Afganistan_TINIMA20150123_0302_20

Sólo en 2012 se registraron más de 3.600 ataques contra instituciones educativas, docentes y estudiantes.

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU denunció este lunes que entre 2009 y 2014 se han producido ataques contra escuelas en al menos 70 países, muchos de ellos dirigidos específicamente a niñas, padres y profesores que abogan por la igualdad de género en la educación.

En un informe de 32 páginas, este organismo concluye que “si bien se han realizado progresos significativos para garantizar la educación para todos en muchos países, las niñas aún se enfrentan a obstáculos adicionales para el pleno disfrute de sus derechos a, dentro y a través de la educación”.

“La comunidad internacional ha centrado su atención en el desarrollo de programas y estrategias específicas diseñadas para aumentar la disponibilidad, la accesibilidad y la calidad de la educación para las niñas. Sin embargo, persisten los ataques contra las niñas en el acceso a la educación y, de forma alarmante, aparecen en algunos países con creciente regularidad”, añade.

El informe señala que varios casos recientes ponen de relieve “la fragilidad de los logros” en el aumento de la accesibilidad, la disponibilidad, la aceptabilidad y la calidad de la educación para todos.

Por ejemplo, cita el asesinato a sangre fría de más de 100 niños en un ataque talibán a una escuela militar en Peshawar (Pakistán) el pasado mes de diciembre, el secuestro de cerca de 300 alumnas a manos del grupo terrorista Boko Haram en una escuela al noroeste de Nigeria en abril de 2014, el tiroteo a la activista Malala Yousafzai por talibanes en Pakistán en 2012, varios ataques con envenenamiento y ácido contra colegialas en Afganistán entre 2012 y 2014, el traslado forzoso de niñas de escuelas de Somalia para convertirse en “esposas” de combatientes de la milicia islamista Al Shabaab en 2010 y el secuestro y violación de niñas en una escuela cristiana de la India en julio de 2013.

De hecho, subraya que en sólo 2012 se registraron más de 3.600 ataques contra instituciones educativas, docentes y estudiantes.

“Efecto dominó”

Además de ataques, el informe indica que muchas niñas en todo el mundo sufren “de forma rutinaria” episodios de violencia de género y otras formas de discriminación que limitan o prohíben el libre ejercicio de su derecho a la educación.

En otros casos, los ataques se producen no por el deseo explícito de negar una educación a las niñas, sino que reflejan la violencia experimentada por las niñas y las mujeres en todos los ámbitos de su vida pública y privada.

“Se han registrado ataques con violencia sexual contra maestros y niñas en los centros educativos o durante el viaje hacia o desde ellos en la República Democrática del Congo, El Salvador, Haití, Indonesia, Iraq, Malí, Myanmar, Filipinas y Siria”, añade.

El informe de la ONU recalca que estos actos producen “un efecto dominó”, puesto que no sólo tienen un impacto en las vidas de las niñas y de las comunidades, sino que “envían una señal a otros padres y tutores de que las escuelas no son lugares seguros para las niñas”.

“La eliminación de las niñas en la educación por a temores debidos a la seguridad y a la preocupación por su posterior capacidad matrimonial puede dar lugar a violaciones adicionales de derechos humanos, como el matrimonio infantil y forzado, la violencia doméstica, el embarazo precoz, la exposición a otras prácticas nocivas, la trata y la explotación sexual y laboral”, apostilla.

 

Imagen : teinteresa.es