“La ilegalidad del aborto no es un tema de creencias, es un problema de salud pública”

“Ni absolución, ni perdón, Aborto Legal Ya”

Hoy, el Papa Francisco anunció que los sacerdotes podrán absolver el pecado del aborto de manera indefinida, una disposición que había autorizado sólo durante el Año Santo de la Misericordia, que concluyó el domingo. Sin embargo enfatiza que “el aborto es un pecado grave, porque pone fin a una vida humana inocente”.

Imagen : socorristas en red
Imagen : socorristas en red

El Papa Francisco aprobó este lunes que los sacerdotes puedan perdonar libremente el pecado del aborto, sin que tengan que disponer antes de autorización de un obispo o del propio pontífice, como ocurría hasta ahora.

Comunicó a los curas que ahora estarán habilitados para absolver este “grave pecado” sin plazo alguno. Así lo dio a conocer en la carta apostólica Misericordia et misera, de conclusión del Jubileo extraordinario que finalizó el domingo. La postura que trata de mostrar es que el camino a seguir para que los católicos se mantenga “en la senda de la misericordia, la reconciliación y el perdón”.

Sin embargo Jorge Mario Bergoglio recuerda también en su escrito que “el aborto es un pecado grave, porque pone fin a una vida humana inocente” acorde con las posturas anti derechos, que buscan impedir la legalización del aborto en todas sus causales.

El mensaje papal se da a conocer luego que se tratara el Proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), redactado y presentado por sexta vez en el mes de junio de este año, en la reunión informativa de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados de la Nación, el pasado jueves 17 de noviembre.

Mas allá de los mensajes religiosos estas expresiones publicas de la iglesia católica, principal opositora a la legalización del aborto, buscan presionar, tener injerencia sobre las decisiones parlamentarias, también atravesadas por disputas políticas.

El aborto legal, es una deuda de la democracia ya que en Argentina, por las consecuencias de abortos clandestinos llegan masde 60 mil mujeres a hospitales públicos y son la causa de mas de 300 muertes de mujeres por año. Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto junto a decenas de organizaciones, se exige que se trate de manera urgente el proyecto presentado ante el Congreso.

“la ilegalidad del aborto no es un tema de creencias, es un problema de salud pública”, porque su penalización solo empuja a las mujeres a sufrir las peores consecuencias de una interrupción realizada en condiciones de clandestinidad. Esta causa se ha convertido en el primer motivo de muerte -según datos oficiales- de mujeres gestantes.