Noticias Destacadas

Neuquén

Murió el policía que mató a su expareja en Senillosa

El tercer femicidio del año en la provincia ocurrió en Senillosa. El oficial inspector se disparó y murió ayer en el hospital. En la fuerza hay preocupación porque no es el primer caso.

AG . NEUQUEN FOTO YAMIL REGULES 12-09-2015 -NASESINATO EN SENILLOSA
AG . NEUQUEN FOTO YAMIL REGULES 12-09-2015 -NASESINATO EN SENILLOSA

El oficial inspector Isidro Castillo (39) estaba de servicio. Hacía papeleo en la Comisaría 46ª de Plottier, en el barrio Los Álamos, cuando en horas de la tarde le dijo a sus compañeros que “salía a comprar”. Abordó su auto, partió hasta Senillosa y mató a su expareja, Lorena Díaz (34). Después, se dio un tiro en la cabeza. Ayer, luego de agonizar en estado desesperante en el hospital Castro Rendón de esta capital, falleció pasadas las 11.

El dramático caso provocó estupor en Senillosa, generó un cimbronazo en la Policía y se transformó en el tercer femicidio ocurrido durante el 2015 en la provincia. Ayer, en horas de la tarde, una comitiva de la fuerza provincial trasladó el cuerpo de Castillo hasta El Cholar, pueblo del norte neuquino donde nació y se crió antes de viajar hasta Neuquén capital para inscribirse en la escuela de cadetes.

Castillo, que pasó por diferentes dependencias antes de desembarcar en la Comisaría 46ª de Plottier, donde se desempeñaba como comisario inspector, había mantenido una relación con Díaz, que había llegado a su fin. La mujer, que estaba contratada por la municipalidad de Senillosa, tenía dos hijos de una relación anterior y estaba sola en la tarde del sábado cuando apareció el efectivo, que hizo el trayecto Plottier-Senillosa en su auto particular.

Hubo una discusión, fuerte y en duros términos, y dos disparos fatales. La mujer recibió el primero y murió al instante en la vivienda de la calle Urquiza 958. Luego, el efectivo apoyó el arma reglamentaria en su sien y descerrajó un tiro que terminaría con sus días unas horas más tarde, pasadas las 11 de la mañana de ayer.

En el medio, llegaron los vecinos de esa casa, la ambulancia y los patrulleros. Castillo fue derivado de urgencia al hospital Castro Rendón, pero ya le habían diagnosticado muerte cerebral. “Es cuestión de horas”, dijeron desde el nosocomio y también fuentes policiales. El deceso se produjo en la mañana dominguera, y más tarde una comitiva policial trasladó el cuerpo hasta El Cholar, donde lo esperaba la familia. El asesinato de Díaz generó estupor en la comunidad de Senillosa. Tenia dos hijos, que en el momento al tragedia estaban con su padre.

En la fuerza policial hay mucha preocupación. Ocurre que no es el primer femicidio en tener como autor a un efectivo. En diciembre de 2005 el oficial Ignacio Rodríguez asesinó en el barrio San Lorenzo de un balazo a su pareja Evangelina Velázquez, también policía, porque quería terminar la relación. Después se suicidó disparándose un tiro en la boca.

También en San Lorenzo, pero en abril de 2003, otro policía asesinó a su exesposa y al hombre con el que estaba esperando un colectivo y luego se suicidó. El policía había sido excluido del hogar por hechos de violencia.

 

Imagen : rionegro.com.ar