Noticias Destacadas

"Ni Una Menos, vivas nos queremos"

Multitudinaria movilización por los femicidios de Janet, Julieta y Ayelén en Mendoza

Los manifestantes, entre los que se incluían numerosas mujeres y familias completas, se concentraron en el kilómetro cero de la capital mendocina y, con consigas entre las que se oía “Ni una menos” y “vivas nos queremos”, marcharon por las calles del centro.

Imagen : Los Andes
Imagen : Los Andes

Una masiva movilización en la que no faltaron incidentes aislados, convocó a miles de mendocinos en la Ciudad de Mendoza en repudio a los asesinatos de las jóvenes Janet Zapata, Julieta González y Ayelén Arroyo ocurridos en las últimos días en la provincia.

Se vivieron momentos de tensión cuando la vicegobernadora de Mendoza, Laura Montero, intentó dialogar con los manifestantes en la legislatura.

Entre las personas que marcharon, encabezaron la movilización Graciela, mamá de Julieta González, al igual que las familias de Janet Zapata y Ayelén Arroyo, y de otros casos resonantes de femicidios en la provincia.

La mamá de Florencia Peralta, la policía asesinada por su ex pareja en el departamento sureño de San Rafael, expresó, entre lágrimas: “queremos que Damián Ortega pague por el asesinato de mi hija” e indicó que espera que la muerte de su hija “sirva para cambiar las leyes”.

Al llegar los manifestantes a la legislatura provincial, minutos antes de las 20, la vicegobernadora de Mendoza Laura Montero salió de la casa de las leyes para recibir a los manifestantes y, en un clima caldeado, algunos la abuchearon y la insultaron.

“Creo que la mayor falla se da cuando ya se han dado las prohibiciones de acercamiento. Lamentablemente allí hay un bache”, expresó Montero en dialogo con la prensa y agregó que “se está trabajando muy fuertemente para dar respuestas y cubrir estos vacíos que existen desde lo legal y también desde lo cultural”.

En tanto, Gladys Steffani, madre de María José Coni, una de las jóvenes mendocinas asesinadas en Ecuador, expresó que los familiares de las victimas deberían también ser recibidos por el gobernador y criticó los insultos que se escucharon en la marcha: “Una sociedad no se puede manifestar de esta manera. A mí me duele”, sostuvo.

Imagen : Los Andes
Imagen : Los Andes

En la legislatura provincial se organizó un escenario para los oradores, pero cerca de las 21 la situación se desbordó cuando un grupo de unas cincuenta personas empezó a protagonizar una serie de incidentes prendiendo fuego y tirando piedras, lo que opacó una marcha en la que la gran mayoría de los asistentes se manifestó en paz.

Entre los manifestantes que colmaron las calles también participaron miembros de organizaciones sociales, educativas, sindicales y políticas.

La senadora provincial del Frente de Izquierda, Noelia Barbeito, manifestó que “a Janet, Julieta y Ayelén las mató la violencia machista, los femicidios son el último eslabón en una larga cadena de violencias en la que el Estado también es responsable”.

En tanto, la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti, quien también marchó por las calles céntricas, subrayó que la policía tiene que tener un protocolo ante la denuncia de desapariciones.

En tanto, la UNCuyo decretó asueto para favorecer la participación en la marcha y emitió una resolución que invitó a acompañar la concentración y marcha convocada.

Por otra parte, en la localidad de Ugarteche, a unos 40 kilómetros de la capital de Mendoza, vecinos y miembros de la comunidad educativa donde funciona el CENS 3-510, institución en la que Ayelén, cursaba su segundo año también se movilizaron pidiendo justicia por el crimen, por el que está detenido su padre.

También en el sureño departamento de San Rafael se concentraron numerosos ciudadanos entre las calle Mitre y San Martín para exigir justicia por estos crímenes que han conmocionado a la sociedad mendocina.