Noticias Destacadas

Mujeres: Tres mil años de olvido y exclusión

Para el periodista y miembro de la Red PAR (Periodistas de Argentina en Red por una Comunicación No Sexista), Luis María Otero, desde hace al menos 3.000 años ?las mujeres del mundo vienen sufriendo la más aberrante exclusión que haya conocido la historia de la Humanidad. Desde lo político (ausencia en las decisiones de gobierno o participación condicionada), pasando por lo cultural (negación de la educación, invisibilización, discriminación) y lo social (estereotipos sexistas degradantes, menoscabo, sumisión sexual) hasta lo económico?.

Según la mirada y observación de Otero ?dicha exclusión y dominación se sostuvo y se sostiene en la violencia?, ya que aún 3.000 años después, las mujeres pagan con su propia vida la audacia de revelarse contra la discriminación, citando que en Argentina, las estadísticas revelan que al menos ?cada tres días es asesinada una mujer víctima de la violencia de género? y que pese a ello nuestra sociedad ?prefiere mirar hacia otro lado o situar estos crímenes en la esfera de lo ?privado?, quitándole así responsabilidad al Estado?. En este sentido, Otero fundamenta su preocupación, manifestando que los medios son cómplices de esto y que el tratamiento periodístico y aún la ?opinión pública? se mostrarían totalmente contrariada ?si cada tres días asesinaran a un empresario o a un deportista por el solo hecho de serlo?.

Por su parte, Silvina Molina, periodista y también integrante de PAR considera que si bien ?todas y todos debemos espantarnos ante la muerte de mujeres a diario en el país a manos de parejas o ex parejas, y ante al maltrato físico, psicológico, emocional; ante la explotación sexual de mujeres, niñas y adolescentes víctimas de la trata; ante la muerte o mutilación de mujeres a quienes se les niega el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. También debemos espantarnos ante la falta de políticas públicas concretas en beneficio de los derechos humanos de las mujeres, por parte de quienes tienen el poder para aplicar las leyes, para reformarlas o crear nuevas. Pero el espanto, debe impulsarnos a la acción. Y la única manera posible de generar cambios es hacerlo en equipo, en red. Por eso es fundamental el trabajo en conjunto?.

Molina repara también en que pese a la necesidad de seguir instalando el debate en torno a estos temas, en los últimos 15 años se ganaron espacios en ámbitos públicos y privados que hasta hace algún tiempo eran ?impensables?, destacando que estos lugares fueron obtenidos ?gracias a la lucha de muchas?, y que ahora la misma debe sostenerse e incrementarse en el trabajo en grupo, por lo cual se torna indispensable el acompañamiento de toda la sociedad

Otero concuerda con esta idea, refiriendo que este avance no es ajeno al ámbito internacional en el que el ?impulso que grandes organizaciones internacionales como la ONU, por una formidable presión del Movimiento de Mujeres? ha permitido que el tema se instale paulatinamente ?en las agendas de los actores sociales?.

Mientras tanto, desde el Área Municipal de la Mujer de la ciudad de Salta, la Lic. Alicia Ramos considera que lo más relevante en cuanto a logros es el afianzamiento en la práctica de un trabajo, realizado en forma conjunta en muchos casos, ?coordinado en otros, entre organizaciones e instituciones que se ocupan de problemáticas de género?, resaltando la importancia de esto en lo que se denomina ?institucionalidad de género? con la implementación del posgrado ?Especialidad en Estudios de Género? de la Universidad Nacional de Salta, el desarrollo en la provincia del Programa Nacional ?Juana Azurduy?, la creación de la ?Delegación Salta del INADI? ?Instituto Nacional contra la Discriminación , la Xenofobia y el Racismo-, la creación de la Escuela de Ciudadanía de la UMA -Unión de Mujeres Argentinas- en el ?Foro de Mujeres por la Igualdad de Oportunidades?, las actividades del ?Programa Pensar el Género? de la Universidad Nacional de Salta, la aparición del Semanario Digital ?La Otra Voz Digital?, la creación de la Oficina de Trata de Personas en jurisdicción provincial finalizando el 2.008, por mencionar algunos de los hechos relevantes. Y la continuidad de las acciones de la ?Comisión de la Mujer? de la UNSa, profundizando los aportes a la defensa de las mujeres desde lo académico y el compromiso militante?, al que se suma ?el fortalecimiento institucional del Área Municipal de la Mujer de Salta?.

En cuanto al camino que queda por recorrer, Ramos señala que es cuantiosa la distancia que debemos atravesar hasta alcanzar igualdad de oportunidades y de trato como prescribe la Constitución Nacional y que las demandas comunes versan específicamente en la provincia en la correcta aplicación la Ley 7.403 de ?Protección De Víctimas De Violencia Familiar?, lo que implica un compromiso del estado en la capacitación de sus agentes, un mejor servicio de Justicia, ?la impugnación de la mediación en situaciones de violencia de género y de la utilización del Síndrome de Alienación Parental (S.A.P) por su falta de validación científica? , junto a las demandas en la implementación de políticas destinadas a salud sexual y reproductiva.

Por último, Otero señala que pese a los logros y la mayor visibilidad de las problemáticas de género, esto precisa un cambio en los gobiernos cuando aún hoy tenemos un Estado que no reconoce al ?feminicidio como un flagelo social? y a varones que no entienden que la protección de los derechos de las mujeres forman parte de los derechos humanos, señalando que la salida es el compromiso de tod@s ya que hay una sangrienta ?deuda de 3.000 años que nos lo exige?.

IMAGEN: www.diagonalperiodico.net