Noticias Destacadas

Mujeres latinas junto a Bachelet

La Directora Ejecutiva de ONU Mujeres se reunió con las mujeres de la sociedad civil de América Latina y el Caribe nucleadas en la Campaña GEAR.

El grupo le presentó las prioridades para la región y pidió que todas las mujeres sean tenidas en cuenta en las consultas para el Plan Estratégico del nuevo organismo de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género.

La flamante Directora Ejecutiva de ONUMujeres se reunió en Nueva York con el grupo de organizaciones de mujeres de América Latina y el Caribe de la Campaña GEAR (Gender Equality Architecture Reform), que le expresó su apoyo y le presentó sus propuestas para que ONU Mujeres logre mejorar más efectivamente las condiciones de vida y el ejercicio pleno de los derechos de todas las mujeres de la región.

En la reunión, celebrada el sábado 26 de febrero, estuvieron presentes dieciocho organizaciones de mujeres, que coordinadas por Mabel Bianco, Punto Focal de la Campaña GEAR, elaboraron una carta planteando los desafíos y necesidades de la región. Estos grupos y redes de mujeres habían anticipado sus ideas y propuestas en otro documento presentado en 2010 a la secretaría de ONU y a Bachelet, a través del Punto Focal de la Campaña GEAR para la región.

?La doctora Bachelet mostró su capacidad política y su perspectiva de género en todos los discursos y manifestaciones?, opinó Bianco y agregó: ?las defensoras de derechos de las mujeres de la región nos sentimos muy comprometidas con apoyar esta gestión, que es una oportunidad para cambiar el estancamiento del avance de la igualdad de las mujeres. Sabemos que no es fácil pero contribuiremos a que gobiernos y decisores políticos se comprometan?.

Bachelet escuchó los planteos y coincidió en la necesidad de acelerar la mejora de las condiciones en que viven las mujeres, impulsando que en los países se produzcan los cambios que desde ONU Mujeres desea concretar. Coincidió a su vez con que las consultas iniciadas para definir el Plan Estratégico del nuevo organismo a su cargo se realicen a través de un proceso muy amplio, con todos los actores: gobiernos, organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres, y agencias de ONU. Estas consultas ya se iniciaron en los países desde marzo.

En América Latina y el Caribe hay millones de mujeres que viven en condiciones de desigualdad y pobreza y la violencia hacia las mujeres toma la forma más extrema de feminicidio con frecuente impunidad y tolerancia. Además, millones de mujeres son excluidas de la toma de decisiones en las políticas públicas y a millones todavía se les niega el derecho a decidir sobre su propio cuerpo, restringiéndoles el ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos, incluido el acceso a servicios de aborto legal y seguro, y miles se siguen muriendo por causas prevenibles durante el embarazo, parto y puerperio.

?Los derechos humanos de las mujeres están siendo violados de manera cotidiana ante la tolerancia y la mirada pasiva de quienes tienen la responsabilidad de garantizar y proteger nuestros derechos más básicos: los Estados y las instituciones democráticas?, sostuvieron las organizaciones en la carta presentada.

Bachelet tomó nota, contestó las inquietudes y compartió la necesidad de constituir grupos de trabajo temáticos tripartitos regionales, especialmente para elaborar propuestas que permitan concretar los consensos regionales, conjuntamente con el área género de Comisión Económica para América Latina (CEPAL). Al cierre, se acordó mantener un canal de comunicación directa con ella, a través del Punto Focal de la Campaña GEAR para la región.