Noticias Destacadas

Mutuma Ruteere

Mientras Macri postula a Malcorra, la ONU le realiza duros cuestionamientos

Un relator especial de Naciones Unidas expresó su preocupación por “la discontinuación” de programas sociales. Habló de “tendencia a reprimir” a pueblos originarios.macri malcorra

Al tiempo en que el presidente Mauricio Macri anunciaba su intención de postular a la canciller Susana Malcorra para ocupar la Secretaría General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el relator especial de esa entidad multilateral, Mutuma Ruteere, estaba en el país “para observar en primera persona y obtener una mayor comprensión sobre la situación” social. Y de su recorrida que finalizó esta semana, el keniata especialista en Derechos Humanos dejó un duro diagnóstico en el que habló de “pobreza extrema” y “tendencia a reprimir” a pueblos originarios, en tanto que también expresó su preocupación por “ciertas decisiones recientes del Poder Ejecutivo en relación con la discontinuación de algunos de los programas existentes para promover los derechos de las minorías en determinados sectores”.

En este sentido, y tras recorrer durante varios días las provincias de Buenos Aires, Salta y Formosa, el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia, subrayó que realizó su visita al país “sin preconceptos”. Así, resaltó “el marco ya existente para abordar cuestiones atinentes a grupos vulnerables específicos, tales como los pueblos originarios”, por lo que destacó leyes impulsadas durante la etapa kirchnerista como la Ley de Educación de 2006 que instauró la Educación Intercultural Bilingüe para comunidades originarias y el Plan Nacional contra la Discriminación de 2005.

Más allá de esto, en el texto donde detalla las conclusiones de su recorrida, el relator especial de la ONU alertó: “A pesar del marco institucional y jurídico integral, falta aún una implementación efectiva”.

REPRESIÓN. En particular, denunció: “La situación de los pueblos originarios en ciertas áreas del país es terrible ya que viven en condiciones de pobreza extrema, aislados y sin acceso a los servicios básicos. En tanto una gran parte de las minorías sigue siendo invisible a todas las esferas de la sociedad, la situación de pueblos originarios es especialmente crítica y requiere atención inmediata”.

Y añadió: “Se les niega acceso a las necesidades básicas tales como el agua potable, una vivienda digna, una atención de la salud de calidad, oportunidades de empleo y una educación adecuada y de calidad. Se encuentran en general excluidos de la vida social y política.  Existe una ausencia de representantes de los pueblos originarios en cargos clave para la toma de decisiones, aún en los entes específicamente dedicados a las cuestiones atinentes a dichos pueblos”.

Así, posó la lupa sobre un aspecto en particular: “Lo más alarmante es -según se me han informado en diversas partes del país- la tendencia a reprimir la movilización de los grupos originarios en reclamo de sus derechos; y a tomar represalias contra quienes defienden o lideran la defensa de los derechos civiles de los indígenas, así como contra los integrantes de sus familias. Los defensores de los derechos de las minorías, incluidos los migrantes, también han sido objeto de estas represalias”.

DISCRIMINACIÓN Y VIOLENCIA. Por lo tanto, Mutuma Ruteere realizó “un llamamiento al Gobierno Nacional y a las autoridades provinciales” para que “se tomen medidas de inmediato a fin de ofrecer la protección necesaria y el debido proceso para aquellos defensores de los derechos civiles que son objeto de acoso judicial y persecución por parte de las fuerzas de seguridad en el país; y para que se inicien investigaciones especiales y transparentes respecto de aquellas muertes sospechosas de los defensores de los Derechos Humanos de estas minorías”.

Tras focalizar en la discriminación y violencia que la policía ejerce “contra los migrantes de países vecinos y de otras procedencias” y que “dichos actos no son sancionados”, el keniata recalcó: “Me preocupa la violencia sistemática de parte de la policía contra los vendedores callejeros senegaleses”.

A su vez, el relator especial de la ONU marcó la dificultad del acceso a la justicia para los grupos vulnerables y cuestionó “que no haya un programa de educación en Derechos Humanos integral para combatir el sesgo y promover el entendimiento mutuo”.

PREOCUPACIONES. En sus conclusiones, el experto internacional en materia de Derechos Humanos destacó su preocupación por “ciertas decisiones recientes del Poder Ejecutivo en relación con la discontinuación de algunos de los programas existentes para promover los derechos de las minorías en determinados sectores”.

Y ahondó: “Al observar las dificultades que plantea la situación económica del país, es necesario enfatizar la importancia de mantener las medidas para proteger a los más vulnerables”.

Al instar al Gobierno nacional a publicar y promover la difusión del contenido del “nuevo Plan Nacional de Derechos Humanos”, Ruteere solicitó: “El esfuerzo del país para brindar capacitación en Derechos Humanos a los diversos sectores del Gobierno debería fortalecerse, en especial, entre los proveedores de servicios, las fuerzas de seguridad y los operadores del sistema judicial”.

 

Imagen Letra P