Noticias Destacadas

Santa Fé

Médico rafaelino condenado por la muerte de su pareja

El tribunal pluripersonal de Rafaela sentenció a 7 años de prisión al médico Horacio Omar Zuccali por el fallecimiento de María de los Ángeles Caretta.judiciales

El tribunal pluripersonal integrado por los jueces Javier Bottero, Osvaldo Carlos y Fernando Gentile Bersano condenó hoy a la pena de siete años de prisión al médico Horacio Omar Zuccali, quien llegó a juicio oral acusado por el fallecimiento de su pareja María de los Ángeles Caretta, ocurrido el 28 de abril de 2011.

El juicio, que se inició el miércoles 17 de noviembre en los tribunales rafaelinos, se desarrolló en cuatro jornadas de debate que tuvieron lugar en la Sala 3 del segundo piso del palacio de tribunales, ubicado en calle Alvear 226. Este martes, se llevaron a cabo los alegatos finales tanto de la fiscal María Alejandra Politti, la querella a cargo del Dr. Eduardo Jauchen y la defensa, ejercida por el penalista Néstor Oroño.

Obrar macabro

“La sentencia del Tribunal es acorde a todo lo que con mucho esfuerzo hemos logrado demostrar durante el juicio oral con numerosas pruebas, testimoniales y pericias, con los cuales llegamos a acreditar el obrar delictivo y macabro del acusado”, refirió esta mañana el Dr. Jauchen, que había solicitado 8 años de cárcel.

El abogado que representó los intereses de los hijos de la víctima, consideró que “se hizo justicia”. “La condena a siete años de prisión es mucho más que el mínimo previsto en el Código Penal (para el abandono de persona) que es de cinco años”.

La víctima falleció como consecuencia de una excesiva ingesta de psicofármacos ocurrida el 27 de abril de 2011. Fueron sus hijos quienes advirtieron que la mujer se encontraba encerrada bajo llave en su cuarto, y dado que al golpear la puerta no les respondía, decidieron llamar a su pareja y médico haciéndole saber la circunstancia.

Efecto letal

El Dr. Zuccali, por entonces pareja de Caretta fue hasta la casa que ambos compartían, abrió la puerta y encontró a la mujer recostada en un colchón individual sobre el suelo, rodeada de blísters de diferentes psicofármacos que habría ingerido. Desde ese momento y hasta la tarde del día siguiente, el acusado asumió el cuidado de la mujer, quien no sólo jamás despertó sino que fue empeorando progresivamente su estado de salud.

Ante ese cuadro, los hijos de la víctima hicieron caso a la opinión del médico Zuccali quien permanentemente les manifestaba que todo estaba bien y que ya se iba a solucionar cuando se le pasara el efecto de la medicación. Sin embargo, el galeno nunca derivó a su mujer por la desintoxicación grave que evidenciaba, y sus hijos creyendo en su palabra tampoco lo hicieron.

Tras la muerte, fueron los hijos de Caretta quienes instaron la denuncia penal y a los pocos días, el 12 de diciembre del mismo año, el juez de Instrucción Carlos Stegmayer dictó el procesamiento contra Zuccali.

 La querella

  • “Hemos acreditado que el acusado no sólo mintió en todo momento, incluso en su declaración indagatoria, pretendió elaborar una historia insostenible que en definitiva resultó favorable para que nosotros la utilizamos demostrando que supo desde el primer momento la clase y cantidad excesiva de la medicación que su pareja había ingerido”, sostuvo el abogado querellante Eduardo Jauchen.

El día de la ingesta “no sólo no hizo absolutamente nada al respecto, manteniendo a Caretta en ese estado durante más de veinte horas” sino que también engañó a sus hijos en cuanto a la gravedad del caso “quienes confiando en él como médico experto se quedaron tranquilos a la espera que su madre se recuperara”.

“Su abyecta y criminal conducta no se detuvo allí, luego alteró la escena del crimen engañando también a la policía y al médico de policía, incluso a terceras personas como a una empleada de la víctima a quien le dijo durante la mañana siguiente que su pareja estaba ‘descompuesta’, sin dar mayores explicaciones, y que no la llamara, que cualquier cosa le diga a él. De este modo, su obrar delictivo se configuró con una total omisión en llamar a emergencia a fin de que la víctima sea trasladada de inmediato a un centro de salud para ser desintoxicada”, amplió el letrado.

Imagen : sinmordaza.com