Salta

Mediante un acuerdo con Microsoft Argentina buscan prevenir la deserción escolar y el embarazo adolescente

Se utilizará tecnología e “inteligencia artificial” para diseñar políticas específicas.Imagen relacionada

El Gobierno de Salta y Microsoft Argentina firmaron un acuerdo de colaboración que permitirá el uso de la tecnología para diseñar políticas específicas destinadas a prevenir la deserción escolar y el embarazo adolescente.

“Hace 20 años, hablar de inteligencia artificial era ciencia ficción pura. Hoy es tener la razonabilidad de usar las herramientas tecnológicas que tenemos a disposición. No usarla es una torpeza inadmisible. Es demostrarnos a nosotros mismos que podemos resolver a corto plazo cuestiones históricas y atemporales”, sostuvo el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

En el tratado firmado con el gerente general de Microsoft Argentina, Diego Bekerman, se utilizará la base de información del Ministerio de la Primera Infancia y la tecnología de Microsoft Azure que permitirá procesar, detectar patrones y definir acciones.

En decir, que tal como lo explicó el secretario de Tecnología del ministerio, Pablo Abeleira, a Télam “se va a cruzar información” con los ministerios de Educación y de Salud “para trabajar sobre los chicos con deserción escolar y sobre los embarazos adolescentes”.

En tanto, el funcionario contó que para la aplicación de este proyecto, el Ministerio de la Primera Infancia “ha desarrollado una plataforma tecnológica importante, con información social, con datos de familias de zonas vulnerables”, al mismo tiempo que consideró que “esto tiene una relevancia mundial porque es una tecnología que no se aplica para cuestiones sociales, y nos va a permitir trabajar sobre las causas de estas dos problemáticas, y no sobre las consecuencias”.

A su vez, advirtió que se realizará “una prueba piloto localizada, y estamos trazando un plan de trabajo para tener resultados este año”.

“Tenemos que trabajar con perfiles de datos, con lo que la colaboración de Microsoft va a ser fundamental a la hora de capacitarnos, y en tres o cuatro meses ya podríamos estar frente a un modelo exitoso”, aseguró Abeleira.

“Este acuerdo es un gran ejemplo de articulación del trabajo público-privado, que permite contar con información confiable para el desarrollo de políticas públicas y mejorar la calidad de vida de las personas”, concluyó Bekerman.