Noticias Destacadas

Mar del Plata, violencia machista

“Me agarró del cuello y empezó a ahorcarme adentro de Blühen”

Una joven relató el violento episodio que vivió este sábado dentro de la cervecería con un desconocido. El agresor fue detenido y ella debió recibir asistencia médica. “Pensé que me iban a matar”, contó.

Imagen : Facebok.El agresor, Agustín Ficicchia

Un joven fue detenido este sábado a la noche dentro de la cervecería Blühen, en Mitre y Alvarado, por tomar del cuello e intentar ahorcar a una joven que había concurrido al lugar junto a una amiga. La víctima debió recibir asistencia médica y luego compartió el violento episodio a través de las redes.

Magdalena había llegado a la cervecería cerca de las 22 junto a una de sus amigas. A su derecha, tres jóvenes de entre 24 y 28 años ocupaban una mesa. Comenzaron a hablarles a las chicas pero no aceptaron la primera ni la segunda negativa “Se pusieron densos. Esperaban que una de las dos fuera al baño para aprovechar”, contó.

“Siempre algún boludo se quiere pasar de vivo a ver si engancha. De verdad que a estos pibes los tratamos con mucho respeto, pero siempre marcando que no, que no queríamos fumar con ellos, que no queríamos ir a ningún lado con ellos, que queríamos estar solas y charlar entre nosotras porque así estábamos bien y que nos disculparan. No les gustó. Siguieron insistiendo”, continuó.

De un momento a otro, según relató Magdalena, el agresor le habría dicho “están tan buenas que intimidan”. Tras volver a rechazarlos, a partir de allí el acoso derivó en agresión física dentro de la cervecería.

“Me agarra. El chabón se para, se pone frente con frente con mi amiga, cual jugador de fútbol enojado, y le quiere pegar. En esos microsegundos, lo agarro del hombro para evitar que le pegue a ella y ver si podía hablar con él. Con ese envión, me agarra del cuello y me empieza a ahorcar. Sí, adentro de Blühen. Sí, adelante de todos. Me baja de la banqueta del cuello y me seguía ahorcando en el piso”, continuó.

Imagen : Qué Digital

Magdalena reconoció que percibió esa caída “como si durara cinco horas” y que “no me entraba más aire”. Para defenderse, intentó llevarse las manos a la garganta para sacarse de encima al sujeto, pero “los brazos ya no me respondían”, dijo.

El joven continuaba ahorcándola delante de sus amigos. “Los ojos se me estaban cerrando. Pensé que me iban a matar. Por suerte estaba lleno de gente de esa que vale la pena, y entre un par me lo pudieron sacar de encima. Todavía no caigo. Lloré y me abracé de todo el mundo que venía a consolarme. Abracé a mi amiga como nunca”, continuó.

Momentos después, a partir de la situación que se generó, personal policial arribó a la cervecería de Alvarado y Mitre y aprehendió al agresor. La víctima hizo la denuncia y pidió una ambulancia a partir del dolor que seguía sintiendo en su cuello.

Inmediatamente fue deriva a una clínica, donde le dieron atención médica y afortunadamente se encuentra fuera de peligro.

“Recién vengo de la clínica, estoy bien. En realidad no tanto, de vez en tanto lloro, y no lo puedo creer. Este flaco no tiene que andar suelto. Tenemos que hacer algo. Ayudame a mí y cuidemos a cualquier otra compañera.Imaginate si no había nadie que me lo sacara de encima. Imaginate si nos agarra solas. Enojado porque decimos que no. Enojado porque yo decido”, escribió la víctima en su cuenta de Facebook.

Por último, difundió la identidad del agresor: “Agustín Ficicchia se llama, no sabes lo que me costó que la cana me diera el nombre. No querían. Me preguntaban para qué lo quería, qué ganaba con eso. No puedo parar de llorar. Yo voy hacer lo que este a mi alcance para que ninguna persona pase por lo que yo pasé. Ya no tengo miedo. Tengo bronca”.