Coronel Pringles,Provincia de Buenos Aires

Mató a su ex mujer, y luego se quitó la vida

Un femicidio ocurrió en nuestra ciudad. Un hombre mató a su ex pareja, y luego se quitó la vida ahorcándose. Hirió también a un niño de tan solo tres años, y una niña resulto ilesa –ambos hijos de la mujer.

Imagen : El Diario de Buenos Aires

Un hecho luctuoso se produjo en nuestra ciudad en la madrugada del viernes, dejando como saldo el femicidio de Florencia Rueda (25 años), y el suicidio de su agresor, Julián Di Paolo (26 años)

El hecho ocurrió aproximadamente a las 3.30 de la madrugada del viernes, cuando Di Paolo ingresó violentamente a la vivienda de su ex pareja, para quitarle vida.Además, hirió al hijo de la mujer, que afortunadamente pudo salvar su vida; mientras que otra hija –testigo presencial de lo ocurrido- resultó ilesa. El agresor luego se dirigió a un establecimiento rural, en donde se ahorcó.

Di Paolo, una persona adicta a las drogas y con carácter violento (había salido hace poco tiempo de la cárcel), atacó en la madrugada del viernes a su ex pareja –dándole muerte- y a dos hijos de la misma, irrumpiendo violentamente en el domicilio de ésta y su actual pareja.

El hecho en una vivienda de calle Mitre de nuestra ciudad ,dejando como saldo la muerte de la mujer atacada, Florencia Rueda de 25 años, y un menor herido de 3 años de edad, que debió ser intervenido quirúrgicamente en una de sus piernas y afortunadamente salvó su vida.

El agresor, en tanto, fue identificado como Julián Di Paolo (26), quien momentos después de atacar a su ex pareja, se dirigió a un establecimiento rural para quitarse la vida, ahorcándose.

Otra menor de 11 años, hija de Rueda, resultó ilesa.

Di Paolo se dirigió con su vehículo –una camioneta Ford Ranger- a la vivienda donde se encontraba su ex mujer con su pequeño hijo. En dicha vivienda convivía Rueda con su actual pareja, Alfredo Malanga, propietario de la misma y que trabaja en horario nocturno por lo que no se encontraba en dicho lugar al momento del hecho.

Se pudieron observar las frenadas del vehículo conducido por Di Paolo, y el portón de acceso al garaje violentado.

El femicida ingresó a la casa en penumbras atacando  a la mujer, en tanto que hirió también al niño en la pierna. Ambos llegaron con vida al hospital municipal, pero la mujer falleció; mientras que el pequeño debió ser intervenido quirúrgicamente y está fuera de peligro.

La niña fue testigo presencial del suceso, intentó defender a su madre, y fue quien alertó a la actual pareja de Rueda, quien se encontraba trabajando.

Tras dar muerte a su ex mujer, Di Paolo se dirigió a un establecimiento rural ubicado en cercanías de la Escuela 4 (continuación de Avenida 25 de Mayo, sección chacras), a unos 5 kilómetros del casco urbano, donde se quitó la vida ahorcándose.

Dicha chacra es propiedad de la familia, Di Paolo ingresó previo romper con la camioneta la tranquera, y utilizó el vehículo como apoyo para ahorcarse dentro del galpón.

 

Una vida violenta

Julián Di Paolo era adicto a las drogas, ya había tenido intervenciones en centros de rehabilitación y había salido de la cárcel en marzo de este año.

Las fuentes informaron que Di Paolo, que pertenecía a una familia trabajadora y de buen pasar, había estado preso en el penal bahiense de Villa Floresta en 2015 por los delitos de “portación de armas agravada, amenazas y lesiones”, no tenía denuncias previas de violencia de género por parte de Rueda, con quien mantuvo una relación corta, aunque sí de otra mujer.

Di Paolo tenía causas por amenazas, daños y violencia contra sus parejas. Presentaba varias denuncias e incluso tenia sobre una de sus ex novias una restricción de acercamiento al domicilio.

Se había cortado la relación en forma definitiva con Florencia Rueda desde hace unas 3-4 semanas, y la victima de homicidio se había ido a vivir con su actual pareja, Alfredo Malanga hace muy poco tiempo.

Se supo que Rueda, también había denunciado a Di Paolo por violencia de género, pero que retiro la denuncia para evitar que al mismo lo encarcelaran.