Córdoba, fallo inédito

Mandó a matar a la pareja de su ex, lo acusarán por femicidio

Se trata de una acusación inédita en Argentina. La fiscalía cree que el ataque buscaba frustrar el plan de vida de la mujer.nestor_vega_casa

En un caso que no registra antecedentes, dos hombres serán acusados por femicidio por ser los presuntos autores intelectuales del ataque que costara la vida de un hombre.

Se trata de los hermanos Edgard y Jony Farías, quienes habrían mandado a asesinar a Néstor Vega, en septiembre de 2014. (VerMurió un hombre baleado tras agonizar dos días en el hospital)

Por ese entonces, Vega era pareja de Giselle, quien hasta unos meses antes había sido esposa de Edgard Farías.

Según la acusación que realiza el fiscal de CámaraMarcelo Hidalgo, dicho ataque se concibió con el propósito de frustrar el nuevo plan de vida que había iniciado la mujer.

Agravante

Los hermanos Farías llegaron a juicio acusados como autores intelectuales del homicidio de Vega, que fue ultimado a balazos en el taller mecánico en que trabajaba, por dos sicarios previamente apalabrados.

No obstante, a partir de lo expuesto en el debate, Hidalgo entendió que correspondía ampliar la acusación, aplicando el agravante por femicidio. Según plantea, el ataque también tenía como fin provocar un grave daño a Giselle.

“Visualicé que además de la víctima, que era Vega, hay otra víctima, que es la pareja que pretendía formar con Giselle. Planteo que en toda esta acción delictiva, cobarde, con desprecio por la vida humana, dan muerte a una persona. La decisión de llevar adelante esa muerte corre por cuenta de Farías y está centralmente vinculado con la idea de `Estás conmigo o no estás con nadie´”, precisó el fiscal en diálogo con Radio Universidad.

“En el debate quedó claro que Giselle había iniciado un proyecto de vida, que era una pareja muy feliz. Ella estudiaba una carrera universitaria, con proyectos vitales, pero tanto Farías como la familia de él se oponían. Esto está contemplado dentro de pactos y tratados internacionales, como una violencia psicológica porque está destinada a hacerle sentir a la mujer que es un objeto, que está cosificada y pertenece a un hombre, o no va a pertenecer a nadie. Cargar con la culpa de la muerte de una persona es una manera de generar sufrimiento, desde una perspectiva de género”, añadió Hidalgo al programa Cara y Cruz.

 

Imagen : cba24n