Contra las adicciones

L@s adolescentes deben recuperar la palabra

Para la Lic. Lucía Doljanín, coordinadora de la Asociación Manos, Asociación Latinoamericana para el desarrollo social y artístico, l@s niñ@s y adolescentes carecen de espacios para desarrollarse, lo que ha derivado en la pérdida de la palabra y en la imposibilidad de expresar aquellas situaciones problemáticas que viven a diario.

Doljanín reconoce que quienes viven a escasos metros del microcentro y que muchas veces son ignorados por los gobiernos de turno, gozan de total desprotección y se ven expuestos y condicionados al flagelo de las adicciones.

Desde la asociación que coordina en la capital salteña, se ha diseñado un trabajo con talleres artísticos que permite a niñ@s, adolescentes, jóvenes y adultos encontrar un espacio de recreación, desde donde construir a través de la participación y del diálogo un mundo más inclusivo.

A través del proyecto “Contradicciones: Vení decímelo acá”, Manos encaró un trabajo diverso durante 2008 continuando con talleres que se realizan también este año, adonde además se cuestiona las antiguas formas de trabajo desarrolladas por las campañas de los medios masivos de difusión, que críticamente “no llegan a penetrar en la raíz del problema contemporáneo de las adicciones”.

Con un trabajo extendido en diversos barrios Manos considera, “hoy es preciso mudar de estrategias, sacudir estereotipos, explorar en terreno virgen, atreverse a desplegar la creatividad y una amplia batería de recursos innovadores”, recordando que el “abordaje integral, en el seno de la comunidad y con la participación activa del Estado y de los principales actores sociales, puede implicar acciones preventivas reales que proporcionen alguna chance de éxito en la reducción del consumo y de los daños”, puesto que el trabajo desde afuera se torna más bien como “una acción coercitiva”.

Del mismo modo, quienes integran este espacio de trabajo, sostenido sin el financiamiento de ningún partido político, refieren que debe desterrarse el flagelo de las adicciones, especialmente cuando nos referimos a la droga y al alcohol, con la marginalidad y la delincuencia. El llamado de atención busca eliminar la idea de que estas situaciones no se encuentran insertas en nuestra cotidianeidad, cuando el día a día nos muestra que esto puede estar ocurriendo incluso en nuestro hogar.

De igual manera, destacan que el rechazo y los prejuicios generados en torno a las adicciones no son “un problema médico, ni siquiera de salud, sino que constituyen principalmente una cuestión socio-cultural”, lo que deriva en que no se adviertan las adicciones en sus estadios más avanzados, cuando todo resulta mucho más difícil y cuando ya hay daños que pueden ser irreversibles.

Es así como consideran que se debe entender a las adicciones “como un fenómeno hipercomplejo, multidimensional y multicausal que se encuentra directamente vinculado a ?estilos de vida de una comunidad?. En este sentido, al tratarse de la conducta asociada al consumo, la problemática de las adicciones es una expresión de la naturalización de los conflictos sociales, una manifestación estructural de nuestra sociedad. Es decir, en tanto se trata del consumo, uno de los fenómenos que caracterizan nuestra sociedad actualmente, deberemos trabajar sobre la posibilidad de (re)construir marcos de sentido y valores que impliquen su (re)sigificación; qué consumimos, cómo consumimos, para qué consumimos y que produce nuestro consumo, son entonces preguntas ejes de un trabajo integral de prevención”, que debe desarrollarse a través del diálogo, la convivencia y la creatividad en el abordaje de los distintos grupos.

CONTACTO: www.asociacionmanos.es.tl
(0387) 422-5223
E-mail: manos.prensa@gmail.com
gestionmanos@gmail.com

IMAGEN: www.asociacionmanos.es.tl