Noticias Destacadas

Vergüenza Nacional

Los vídeos de la complicidad policial en el ataque a Tiempo Argentino y Radio América

En dos vídeos que circularon por las redes sociales se puede observar la pasividad policial y luego, la protección a la retirada de la patota que ataco las redacciones. Desde antes de las 2hs hasta las 4hs de la madrugada, el grupo encapuchado y con armas blancas destruyó las instalaciones de un medio de comunicación autogestionado por sus trabajadores.ataque tiempo 3

Desde antes de la 02hs ingreso la patota a la redacción de Tiempo Argentino y Radio América destruyendo todo lo encontraba a su paso. Los trabajadores inmediatamente realizaron la denuncia, sin embargo la policía federal demoro su accionar hasta las 4hs cuando los propios trabajadores ingresaron. Según los trabajadores, las fuerzas policiales no querían tomar la denuncia de hecho que se estaba registrando y luego se hicieron presentes para no actuar. En videos se puede observar los momentos de tensión vividos y como parte de la patota se retira custodiada por efectivos.ataque tiempo 4

En este video se puede constatar la pasividad policial en el momento que los trabajadores les objetaban detener la destrucción que se estaba realizando en ambas redacciones:

Este otro video es la prueba de como la patota se retira bajo la protección policial:

Alejandro Wall, delegado de Tiempo Argentino, escribió en las redes sociales una nota titulada, “No podrán ponernos de rodillas”, en unos párrafos manifiesta el accionar policial:

“Ya cerca de las 4 de la mañana, logramos ingresar otra vez, por la fuerza. Sí, debimos hacerlo así, porque la policía se disponía a demorar todo, actuando como consigna mientras la patota seguía acomodándose adentro del lugar. Cuando les pedimos a los efectivos que los sacaran, nos dijeron que debíamos esperar hasta las primeras horas de la mañana para hablar. Y hasta pretendieron hacernos patear para adelante la denuncia en la comisaría. El colmo, sí: los oficiales incluso llegaron a forcejear con los trabajadores, mientras los patovicas huían por los techos, impidiendo ser identificados. Justamente por eso, aún no sabemos ni cuántos eran.”

Y concluye, “Imagínense si habrá sido absurdo el accionar policial, que los efectivos le pedían “tranquilidad y paciencia” a una vecina en shock que gritaba desde su terraza, porque tenía a todos esos tipos saltando por el techo. ¿Para qué sirvió la policía, entonces? Para eso, para completar el operativo de Martínez Rojas, impidiendo que los trabajadores entraran al edificio y dejando a los compañeros frente a frente con los agresores que, en un momento, accionaron los matafuegos para ahogarlos”.ataque tiempo policia

ataque tiempo policia 1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imagen : Ignacio Yuchark