Noticias Destacadas

Los hombres y el logro de la igualdad entre géneros

México DF, 4 agosto 09.- Mantener la desigualdad en el orden de género en las sociedades puede tener consecuencias negativas para la salud y calidad de vida de mujeres y hombres como la ausencia de relaciones con las y los hijos durante la crianza, más riesgos en la salud, a tener menos oportunidades educativas y un deterioro en las relaciones interpersonales de mujeres y hombres, señala Naciones Unidas en el documento El papel de los hombres y los niños en el logro de la igualdad entre los géneros.

En el caso de los hombres, dice el documento, el que ellos reconozcan estos costos es uno de los motivos más importantes que justifican su participación en la labor a favor de la igualdad entre los géneros, tercer objetivo de Desarrollo del Milenio y uno de los acuerdos centrales de las Conferencias internacionales de El Cairo, en 1994 y Beijing en 1995.

Pero aún cuando se ha dado esta incipiente participación de los hombres a favor de la igualdad, aún persiste mucha resistencia y el camino para lograrlo es largo, dice Naciones Unidas.

Pese a los esfuerzos de las agencias internacionales y del movimiento feminista, las desigualdades entre los géneros siguen siendo grandes.

La violencia de género, el acceso limitado de las mujeres a la educación, la desigualdad del ingreso en el empleo, la poca presencia de mujeres en la toma de decisiones, la muerte materna, la dependencia económica y social de la mujer que favorecen la vulnerabilidad también a contraer enfermedades como el VIH/SIDA a continúan siendo un impedimento para lograr la igualdad.

Entre los motivos que la ONU destaca en el documento, para que los hombres participen a favor de la igualdad entre los géneros, señala que las relaciones de los hombres con las mujeres, la preocupación de su bienestar personal o el de sus familias o en un sentido de justicia social, son algunos de los motivos por los que los hombres están participando más a favor de la igualdad.

Señala que la forma en que éstos se relacionan en su comunidad con las mujeres sean madres, hijas, hermanas, abuelas, tías, va a determinar en gran medida la calidad de vida de los hombres.

Si bien, dice, algunos hombres son más conscientes de que ?sus vidas también se ven afectadas por un sistema de desigualdad entre los géneros que tiene repercusiones negativas sobre las mujeres y las niñas con las que viven, trabajan e interactúan, son cada vez más los que se sacrifican por sus hijos y desean que sus hijas crezcan en un mundo que les ofrezca oportunidades, seguridad y libertad, y todo ello constituye otro motivo para que apoyen la igualdad.

Según diversas investigaciones, el actual orden de género tiene repercusiones negativas para hombres y niños como una menor esperanza de vida, muerte prematura debido a accidentes, homicidios y suicidios, elevados índices de accidentes laborales en los sectores segregados por géneros como la minería, el transporte y la industria pesada.

¿Pero que relación tiene esto con ser hombre? Según el documento, en muchos países se ha observado que los hombres se muestran más renuentes a buscar atención médica cuando la necesitan debido a las percepciones dominantes de masculinidad que en la sociedad son sinónimo de dureza y de invulnerabilidad.

?La desigualdad entre los géneros puede resultar perjudicial para la salud de los hombres, mientras que una mayor igualdad puede contribuir al bienestar personal y calidad de vida de éstos?, dice.

La investigadora del Centro Internacional de Investigación sobre la Mujer Margaret Greene, ha señalado que ?todos conocemos miles de ejemplos de que si proporcionáramos a los hombres más información, más aptitudes y más estímulo podrían apoyar más a sus parejas sexuales, ser más comunicativos y preocuparse más de ellas y de los miembros de su familia. No hablamos de avances vertiginosos, aclara la especialista, pero sí de progresos significativos?.

El camino para lograr la igualdad entre los géneros aún es largo porque aún cuando existen estos progresos, todavía hay mucha resistencia de parte de los hombres para lograr cambios en este sentido.

La ONU ha señalado que ésta obedece al temor que existe por la pérdida de autoridad y de las ventajas económicas que creen, implicaría lograr la igualdad.

Otros se resisten a la igualdad porque creen ?en una supremacía masculina inherente?, dice el documento.

Si ser el sostén de la familia y ser fuerte definen a la masculinidad, entonces los hombres se sienten amenazados por el progreso económico y social de la mujer. Otra cuestión que tiene que ver con la resistencia es que el hecho de que se dé a las mujeres más atención y más recursos, se considera ?desproporcionado? por los hombres.

En este sentido cita como ejemplo que en los programas de microcréditos las mujeres adquieren tantas herramientas para su independencia económica y en otros aspectos, que los hombres se sienten amenazados y en ocasiones, se producen reacciones violentas.

El documento señala que ?una crisis de la autoridad y los privilegios masculinos es parte indispensable del proceso de cambio, debido a la necesidad de cuestionar las hipótesis sobre la superioridad masculina en el actual orden de género?.

De hecho, dice, en muchas regiones del mundo aún persiste la ideología que justifica la supremacía del hombre por razones ideológicas, biológicas, de tradición cultural o de rango en las organizaciones.

Sin embargo, dice que éstas no son simples ideas tradicionalistas, sino que se asimilan y renuevan continuamente ?como lo refleja el rebrote de los fundamentalismos religiosos y los nacionalismos militantes que utilizan ideas sobre la supremacía de los varones para ganar apoyo para su causa?.

La ONU considera que deben existir ciertos principios que guíen la atención orientada a la labor sobre la participación de los hombres y los niños en este proceso para lograr la igualdad, entre los que destaca, entre otros, un cambio estructural y personal, la elaboración de políticas integradas que centren su atención en mujeres y hombres para señalar que la desigualdad entre los géneros afecta a ambos.

Finalmente, considera que poner énfasis en las relaciones entre los géneros y en la contribución de los hombres y niños para lograr la igualdad, son otros de los principios que se ha destacado, pueden contribuir para lograr un cambio positivo en la promoción de la igualdad.