Noticias Destacadas

Los hombres no quieren delegar el poder

La diputada con mandato cumplido, dra. Nora César, expresó que muchos hombres “no quieren delegar el poder”. Sus declaraciones fueron realizadas en el marco del ?Día Nacional de los Derechos Políticos de la Mujer?, teniendo en cuenta que fue autora del primer proyecto de modificación del artículo 60 del Código Electoral Nacional, que apuntaba a que exista participación equivalente de género en el ámbito legislativo.

“Éste fue mi primer proyecto y motivo de mi campaña pre-electoral.
Yo venía trabajando en pos del género, especialmente en los derechos de las mujeres”, señaló César, expresando que pese a que no pudo lograr que quede sancionado, “éste fue el primer proyecto que ingresó a la Cámara de esta naturaleza”.

También explicó, que la aspiración de su iniciativa era que los lugares de las mujeres se hagan efectivos una vez terminado el sufragio, y que para ello se consideró que las listas además de no contener más de un 50% de candidat@s del mismo sexo para los cargos a elegir, debían ubicarl@s alternadamente y en proporciones con posibilidad de resultar electos.

“Ahora hay más paridad, pero cuando llegué a la Cámara no era ni siquiera del 40% el porcentaje de mujeres presentes, mientras esto está mucho más lejos en otras áreas que no sea el Congreso de la Nación”, manifestó.

César relató además, que en su oportunidad, logró consenso de casi todas las bancadas, remarcando que hasta ahora lo único que se ha hecho en materia de asegurar un espacio en el terreno parlamentario para la mujer, “se logró gracias a una gran radical como fue Florentina Gómez Miranda, llegándo así, en la Cámara, a la representación del 30% de las mujeres en las listas. Después de mucho luchar se consigue esta ley de cupo, y esto fue un gran logro porque hasta entonces cada 10 hombres había una mujer o las listas eran completadas sólo con varones, pero a partir de esta reforma de la ley electoral se contempla el 30% que debe ser cubierto por mujeres, lo que implica una discriminación positiva”.

La abogada, que terminó su mandato en diciembre de 2009, señaló que el avance que implicó asegurar un 30% de representación femenina, era sumamente necesario, “porque hasta entonces siempre fueron los hombres quienes a la hora de armar las listas eran los que tenían la potestad para llevarnos a las mujeres a los lugares adonde ellos entendían que debíamos estar y por eso nunca alcanzábamos las bancas”.

César resaltó además, que si bien el camino en materia de equidad es largo áun, en la provincia de Córdoba y en Santiago del Estero, hubo iniciativas similares que permitieron este tipo de reformas, al tiempo que aseguró que de todos modos, es una situación dificultosa en cuanto “ninguno de los varones de las provincias van a delegar el poder en manos de las mujeres”, ratificando que `proyectos como éste necesitan que en la mesa puedan estar sentad@s “la misma cantidad de hombres que de mujeres, porque ahí es donde se puede acordar la modificación de este artículo, que en muchos casos significaría que se vea diezmado el poder de muchos varones”, refiriendo que es por ello que otros proyectos tienen más posibilidades de salir, “aún cuando se plantee que lesionan derechos de algunas instituciones, llámese por ejemplo aborto”.

De igual modo, expresó, que mientras más mujeres haya en los ámbitos legislativos, “más proyectos que tengan que ver con nosotras se van a sancionar y eso es lo que no se quiere, delegar el poder”, subrayando que pese al tratamiento de la Reforma Electoral, esta probable modificación no se trató, “porque marca fuertemente la jefatura territorial que tienen los varones fundamentalmente en la provincia de Buenos Aires que es rectora en muchas cuestiones”.

Por último, César manifestó que hace algunos días en el V Encuentro de la Red PAR en La Plata, la ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Carmen Argibay, señaló que se debe alcanzar “el 50% de representatividad de la mujer en todos los sectores de poder”, apuntando que el planteo sostenido en torno al ámbito legislativo debe extenderse a todas las actividades, “para garantizar a hombres y mujeres por igual el legítimo derecho a una Argentina igualitaria, que hoy por hoy está bastante lejos”.

FOTO: colonbuenosaires.com.ar