Noticias Destacadas

“Los feminicidios sólo se explican desde el poder monstruoso del varón”

Así expresan su preocupación quienes integran el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) que trabaja en diversos barrios semanalmente y a través de la Carpa Itinerante de las Mujeres en forma conjunta con la Asociación Civil La Casa del Encuentro, al referirse a los feminicidios, una realidad tan candente en Argentina como en el resto del mundo. Para estas mujeres los feminicidios sólo pueden evitarse si se trabaja socialmente y se lucha “contra esta sociedad capitalista y patriarcal que construye violencia en todos sus rincones”. “El asesinato de mujeres es una cuestión política y social, porque sólo se explica desde el poder monstruoso del varón hacia las mujeres, que es considerada como objeto propio, violable y destructible”, puntualizan.

Sobre el rol que cumple el Estado argentino frente a la violencia machista, desde FOL manifiestan que sólo “existe el discurso”, como con el resto de los derechos humanos y que en realidad no se generan políticas públicas que brinden una solución.

Dos de cada tres mujeres sufre violencia física

Del trabajo desarrollado en los barrios, fruto de la militancia y experiencia, las mujeres que integran FOL revelan que si bien no manejan números exactos consideran que 2 de cada 3 mujeres sufren violencia física, sin tener en cuenta cuantas de ellas sufren maltratos psicológicos y a su vez cuantos casos terminan en feminicidios.

También subrayan que es a las mujeres de menores recursos “a quienes les cuesta más salir de este tipo de situaciones, ya que luego “de haber hecho un proceso de trabajo sobre su propia historia, de fortalecerse no logran irse de sus casas” por la falta de un lugar adonde ir, “porque tienen miedo de que el marido las encuentre, porque no tienen recursos, ni trabajo, ni medios para vivir en esta sociedad injusta”.

“Al ser mujer y pobre se es doblemente explotada”

Si bien consideran que toda la sociedad es machista y que la violencia sexista se ejerce dentro y fuera del hogar, también destacan que es en base a ello a que existen menos posibilidades laborales para las mujeres.

“Somos doblemente explotados porque somos pobres”, detacan, ya que las diversas formas de violencia se practican en “las salitas, los hospitales, los medios de comunicación, las revistas, en las novelas y las fotos de las mujeres desnudas como si fuéramos cosas”.

“Debemos criar los hij@s y hacer el trabajo doméstico”

Para la Comisión de Mujeres del Frente de Organizaciones en Lucha la idea de la “obediencia y sumisión” del género femenino nos es referida e interiorizada desde la niñez. “Nuestra sociedad nos dice desde que nacemos como debemos ser”, expresan, al tiempo que refieren: “A las mujeres nos regalan muñecas y a los varones pelotas, armas y coches. Desde este pequeño detalle nos acostumbran a que las mujeres somos quienes debemos criar los hij@s y hacer el trabajo doméstico, como si solas hubiésemos hecho hij@s y como si la casa fuera sólo responsabilidad nuestra”.

En la misma línea, agregan que es en base a ello que los varones “suelen tener el mando de la pareja y que muchas mujeres pasan años con temor ante amenazas, golpes o violencias verbales y psicológicas que hacen que se sometan a vivir sin independencia”.

Siguiendo esta reflexión, mencionan que la culpa también es algo que se encuentra interiorizada en las mujeres, ya que siempre se las coloca en ese lugar, expresando que en las parejas adonde se viven situaciones de violencia, l@s hij@s a veces son la excusa para salvar la relación, donde “el ideal de familia pesa”, fundamentalmente porque temen dejar a sus hij@s sin padre, cuando el varón que se separa debe hacerse cargo de la misma forma que la mujer.

Espacios propios

En los espacios desarrollados semanalmente dentro del trabajo barrial comentan que sólo participan mujeres “porque consideramos que necesitamos contar con espacios propios para poder narrar nuestras historias como mujeres, la mayoría de las veces atravesadas por violencia”. Explican sobre esto que la prioridad de trabajar de este modo se basa en que cueste más hablar y hasta les dé miedo revelar estas experiencias ante varones.

Dicen además que este es un espacio”para fortalecernos subjetiva y anímicamente y poder salir de las situaciones que vivimos”.

CARPA-ITINERANTE-1

Las jornadas de la Carpa Itinerante

Las jornadas llevadas adelante desde FOL se desarrollan para trabajar temas como la violencia doméstica, la trata de personas, la prostitución y especialmente “aquellas problemáticas en que las mujeres pobres nos encontramos día a día” y son abiertas a hombres y mujeres, ya que son instancias más amplias en donde se dispone de otros recursos como “teatro, fotos, carteles y música”, especialmente destinados a fortalecer el trabajo contra la violencia hacia las mujeres.

También se reflexiona sobre los estereotipos construidos en torno al género y “los que asocian lo viril y lo masculino a la fuerza y la violencia y lo femenino con la sumisión y el respeto”.

Enfatizan además que el objetivo “es tener un espacio para compartir entre compañer@s y vecin@s y reflexionar críticamente sobre las diferentes problemáticas que nos competen como mujeres y varones en este mundo, sobre todo pudiendo permitirnos narrar, escuchar y compartir diferentes cosas que nos pasan y diferentes opciones de salir de las distintas formas de violencia”.

CARPA-ITINERANTE-2

Qué es y quiénes conforman el FOL

El FOL (Frente de Organizaciones en Lucha) lleva 3 años desde su conformación. Es un frente territorial que surge a partir de la unificación de 5 movimientos sociales que venían confluyendo en la práctica social:

-MTNS (Movimiento de Trabajadores Norberto Salto), con trabajo en la zona de Almirante Brown, Provincia de Buenos Aires.

-UTCA (Unión de Trabajadores Carlos Almirón), Florencio Varela, Quilmes, Avellaneda (Provincia de Buenos Aires) y Capital Federal.

-MTD 1º de Mayo, con trabajo en Capital, General Rodríguez y Esteban Echeverría, Provincia de Buenos Aires.

-UTP (Unión de Trabajadores Piqueteros). Escobar, Merlo y Florencio Varela, Provincia de Buenos Aires.

– ATD (Asamblea de Trabajadores Desocupados). Alto Comedero, Jujuy.

Si bien cada barrio tiene sus particularidades y trabajo en diferentes áreas y a partir de diferentes actores y objetivos, el FOL trabaja en el territorio en las siguientes áreas generales: emprendimientos productivos autogestionados, área educativa, área cultural, área de género y ámbito comunitario-social. Se trata de un movimiento social que lucha por el trabajo digno, contra la explotación del capitalismo, por el poder popular y el cambio social.

La Comisión de Mujeres del FOL se formó hace tres años, al reunirse diferentes compañeras que en sus respectivos movimientos venían realizando un trabajo en torno a la cuestión de las mujeres y las desigualdades propias que vivimos día a día en esta sociedad patriarcal.

En los barrios donde trabajamos observamos todos los días la problemática de género que padecen nuestras compañeras. Al ser mujeres y humildes la opresión hacia ellas es más dura, ya que tienen que hacerse cargo del alimento de sus hijos, salen a trabajar y luego atender el hogar, sufren maltratos en el seno de sus familias a veces a causa de la propia crisis en donde los maridos se descargan con ellas, etc.

Desde hace tiempo en nuestras organizaciones estamos trabajando la problemática de las mujeres para intentar transformar esta situación con pasos lentos pero firmes, porque consideramos que la temática de las desigualdades de género es una de las luchas centrales a la hora de generar una transformación social.

El objetivo primero de la comisión fue comenzar a potenciar el trabajo que se venía haciendo en cada barrio, dándole mayor fuerza e impronta a los espacios de mujeres y proponiendo espacios conjuntos para re-pensarnos y reflexionar sobre diferentes temáticas: violencia, sexualidad, prostitución, salud, trata, género.

Poco a poco la comisión fue creciendo en actividades, compromiso e incidencia al interior del FOL.

Hoy en día se trabaja en espacios de mujeres en varios de los comedores que forman el frente, siendo espacios donde se promueve la contención, el aprendizaje colectivo y el pensamiento crítico. A su vez marchamos contra la violencia hacia las mujeres y todos los 3 de cada mes varias de nuestras compañeras acuden a las puertas del Congreso para sumarse a la lucha contra la Trata.

Pero además, la Comisión de Mujeres comenzó a vislumbrar la necesidad de articular con organizaciones feministas que puedan potenciar nuestro trabajo, ayudando a promover el debate, la formación, socializando sus luchas y experiencias, y realizando un trabajo de conjunto en los barrios.

Así fue que llegamos a organizar las Jornadas de Género. Estas jornadas que venimos realizando una vez por mes en uno de los comedores del FOL las organizamos conjuntamente con La Casa del Encuentro de la Mujer, y tienen como nombre “Carpa Itinerante de las Mujeres”.

Comisión de la Mujer del Frente de Organizaciones en Lucha