Noticias Destacadas

Los convenios “son parches que tienden a distraer”

Los convenios “son parches que tienden a distraer”, fueron las palabras de David Torres de la Comunidad Lules de Finca Las Costas, al referirse precisamente a la firma de una suerte de acuerdo de Cooperación de Salud Intercultural e Institucional para Jóvenes de Pueblos Originarios.

Torres señaló que el Estado “no se hace cargo de los niños”, manifestando que son muy afortunados aquellos que van a la escuela y pueden tener la copa de leche o ir al comedor.

“Estos convenios no se hacen con los pueblos sino entre dos áreas del Estado que no tienen representates elegidos por las comunidades”, consideró, agregando que respetar la interculturalidad “es un juego de palabras lindo nada más”.

También destacó, que el choque cultural es muy impactante por la imposición incluso de la religión en las escuelas, manifestando que al no tener un trabajo seguro, muchas veces la institución educativa se convierte “en el único lugar en donde comer”.

Sobre las carencias nutricionales que padecen en la niñez y la adolescencia, Torres aseguró: “Por la desnutrición muchos no llegan a jóvenes o bien es muy delicada su situación en torno a sus capacidades intelectuales por la alimentación”.

Agregó asimismo, que en el departamento San Martín donde aparte de estar mal pagos los profesionales de la salud seleccionan a quienes atender, y donde los integrantes de las distintas etnias “son tildados de estar sucios o de no estar en condiciones de ser atendidos”.

Sobre la problemática del derecho a la tierra, Torres comentó que no se respeta la Ley 26160.

“Nosotros denunciamos la falta de igualdad ante la ley entre quienes dicen ser titulares registrales y las comunidades. El monopolio de los recursos económicos vinculados al poder político son los terratenientes, y ante el reclamo de los derechos de las comunidades responden con la policía, y con los desalojos”, finalizó.

Fuente: La Freidora 88.1