Noticias Destacadas

A la espera del cotejo de ADN del detenido

Lola Chomnalez: realizaron una inspección ocular junto al sospechoso

El hombre, que trabajaba cuidando coches, fue interrogado ayer por las autoridades judiciales uruguayas. Tras contradecirse en varios momentos, admitió que el 28 de diciembre, fecha del crimen de la adolescente, estuvo en el lugar. Hoy recorrió el lugar con una comitiva policial y judicial.Lola reconstruccion

Una comitiva judicial recorrió este jueves los médanos de Barra de Valizas, en Rocha, Uruguay, los mismos donde hace 102 días fue encontrada muerta la adolescente argentina Lola Chomnalez. Entre los investigadores y la custodia policial resaltaba un hombre bajo y menudo, vestido de bermudas, musculosa azul y gorra blanca. Se trata del principal sospechosos del crimen, un cuidachoches de 27 años detenido el miércoles en su casa de la ciudad fronteriza de Rivera, al norte uruguayo.

Entre la noche del miércoles y la madrugada del jueves, el joven fue interrogado por las autoridades judiciales que llevan adelante el caso, la jueza Silvia Urioste y el fiscal Rodrigo Morosoli. Tras contradecirse, admitió finalmente que el 28 de diciembre, fecha del crimen, estuvo en el lugar.

Según el diario El País, en el juzgado el detenido “reconoció haber encontrado en el camino a Lola, admitió haber ingresado con ella al monte y haberla visto desvanecida, pero negó haberla matado”. Antes, una versión periodística sostenía que el riverense se había auto incriminado en su declaración ante la policía.

Por eso la jueza dispuso realizar una inspección ocular en el lugar junto con el detenido, mientras espera el resultado del cotejo de ADN con la sangre encontrada en la mochila de la adolescente. El joven quedó detenido junto con cinco integrantes de su familia, luego de que una denuncia anónima lo relacionara con el identikit difundido por la Policía de Rocha. Sus parientes quedaron en libertad tras declarar y mientras que él fue trasladado desde Rivera, a 600 kilómetros de Rocha, para ser interrogado.

Desde que comenzó la investigación, el caso ya tuvo 15 detenidos. Ahora, por primera vez –dice la prensa local– se está cerca de alguien que haya estado con Lola en sus últimos momentos. El ADN tiene la última palabra.

Lola había llegado el sábado 27 de diciembre a Barra de Valizas para pasar las fiestas de fin de año con su madrina y la familia de esta. Cerca de esa fecha se sumarían sus padres, Diego y Adriana. El domingo pidió permiso para ir a la playa y desapareció. La denuncia se radicó esa noche. Desde entonces se hicieron decenas de rastrillajes. La noche del 30, un lugareño encontró el cuerpo. Estaba enterrado en posición fetal, sin signos de abuso sexual –algo que corroboró la autopsia–. La joven murió asfixiada y los cortes que tenía no habían sido mortales. Su cuerpo fue repatriado y enterrado en el cementerio de Recoleta.

 

Imagen : Infojus Noticias