Noticias Destacadas

Reforma Previsional y Tributaria

“Lo peor ya pasó”: Las palabras de Macri a los gobernadores con los que negoció

El Presidente se ocupó en persona de escribirle mensajes de agradecimiento y aliento a los gobernadores peronistas que votaron a favor de las reformas jubilatoria y tributaria.

Imagen : Diario 24

“Lo peor ya paso”, les habría dicho el presidente Mauricio Macri al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti y a su par tucumano, Juan Manzur, al comunicarse este martes con ellos, informó este miércoles el diario Ambito Financiero.

Macri y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio se encargaron durante la jornada del martes de “cicatrizar eventuales heridas sufridas por los gobernadores leales tras la aprobación de la ley” de las reformas jubilatoria y tributaria a cambio de varios puntos en el Pacto Fiscal que benefician a las provincias.

El Presidente se ocupó en persona de escribirle mensajes de agradecimiento y aliento a los gobernadores peronistas. “Empezó con Schiaretti. También el salteño Juan Manuel Urtubey recuperó el “up grade” en a la categoría de aliado confiable. El misionero Hugo Passalacqua se afianzó en el círculo íntimo presidencial”, dice el diario porteño.

En otro párrafo de la nota indica que en el “Club del Fernet”, como lo llaman, también se acomodaron el entrerriano Gustavo Bordet, el tucumano Juan Manzur, el chaqueño Domingo Peppo y el neuquino Omar Gutiérrez.

En la otra punta, “al tope de la lista negra que irritó a Macri y Frigerio están Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Sergio Casas (La Rioja) y Sergio Uñac (San Juan). Los diputados que presuntamente respondían al sanjuanino se desmarcaron y votaron en contra junto a José Luis Gioja, del Frente para la Victoria. Tampoco aportaron quórum. No hubo ningún voto del peronismo sanjuanino afirmativo. Casas sufrió la interna peronista de La Rioja con Luis Beder Herrera, su antecesor, quien bloqueó el apoyo de votos justicialistas al proyecto de Cambiemos”.

Zamora tampoco respondió. “Maneja un mini bloque de seis legisladores. Sólo uno votó a favor. El mandatario ni siquiera pudo comprometer el apoyo de su esposa, Claudia Ledesma”, remarca Ambito.