Buenos Aires

Lo condenan a 4 años y seis meses por abusar de su hija de 3 años en reconocido country

Un hombre de 56 años fue condenado a la pena de 4 años y seis meses de prisión por abusar sexualmente durante un año de su hija de tan sólo tres años, aprovechando que la llevaba a su casa de un club privado, como parte del régimen de visita que había acordado el matrimonio.noabusoinfantil

“Yo le lavo el pito a Papá, esta bien porque él me lo pide”, le dijo la pequeña a su madre, separada del acusado desde tiempo antes del suceso, y lo que despertó sus peores temores pues empezaron a encuadrar ciertas raras actitudes.

Según la acusación contra A.J.T, entre septiembre de 2004 y julio de 2005, aprovechando que se llevaba a su hija menor S los fines de semana a su casa del Náutico Escobar Country Club , la abusaba. Tal cual luego detallara la niña, en la actualidad de 13 años, la obligaba a meterse junto con él en la bañera o el jacuzzi, y que le practicara sexo oral y tocamientos.

La niña ya le había contado de la situación a una compañerita de jardín, y también detalló a su madre en oportunidad que ésta la bañaba.

La mujer, quien realizó la denuncia ante la Justicia, empezó a entender situaciones raras como que su exmarido traía a su hija con el cabello mojado, y también cierta irritación que tenía la niña en sus partes íntimas.

Incluso, la menor hablaba sin pudor sobre temas de índole sexual y gradualmente fue contando a varios integrantes de su familia lo que la obligaba a realizar su padre.

“Que el imputado haya por sí o se haya hecho succionar el pene en la boca es indiferente”, dijo el Tribunal Oral Criminal 2, integrado por Liliana Dalsaso, Elena Beatriz Bárcena, y Daniel Rópolo.

También valoraron los dichos de los psicólogos en el juicio quienes aseguraron que el hombre es “muy respetuoso excepto al abordar temas sexuales, lo que llamó mucho la atención, ya que no es común ante un profesional, fue como se explayara con un vocabulario despojado de pudor sin medir las palabras”.

Los jueces consideraron llamativa que tras el inicio de la causa, el papa acusado no volvió a visitar a su hija: “no se corresponde en absoluto esta actitud con la del padre inocente que reclamo ser”.

Al ser consultado por NA, el abogado querellante Vadim Mischanchuk si bien evitó hacer comentarios porque ahora el veredicto fue apelado, recordó que “el Estado argentino firmó la Convención de Belem do Para y se comprometió a sancionar todo tipo de violencia contra la mujer”.

 

Imagen : taringa.net